Posts tagged ‘música cubana’

Un Santiago con el Joaco

kusoCartoon_15217566740327_“Un Santiago 11 años”, pide Joaquín Borges Triana y la muchacha detrás de la madera cuasi ostentosa del Lobby del Hotel San Juan obedece, la dos copas con el líquido de un ámbar profundísimo descansan primero, mientras le hablo al Joaco del disco, aún sin terminar, “13 con Magia de William Vivanco”.

Joaquin parece no escuchar, tira las manos y ensarta la copa para que brindemos, el alcohol baja al alma como al pasto el rocío, lo juro,es una delicia, y el Joaco comienza su disertación ya no sobre Vivanco, sino sobre José Aquiles, Felipón, Sosa, Ordás o incluso sobre Eduardo Ramos, cuya muerte nos sorprendiera en pleno festival.

He estado en otras versiones del Pepe Sánchez, pero jamás tanto en las entrañas de la bestia. Es esta una obra que le cuesta a Eduardo Sosa salud, vida. Tanto le vi en trance que lo dejé tranquilo casi todo el tiempo.

Como el propio Joaquín ya escribió en Juventud Rebelde, el Pepe Sánchez fue una muy buena propuesta. Santiago se abrió otra vez a las canciones de Tony Avila, Pepe Ordás, Adriana Assef, el trío Palabras, Los Jóvenes Clásicos del Son, El Septeto Santiaguero y a muchos otros bardos que aquí y allí dejaron sus canciones

En este festival, en el que Lino Betancourt volvió a poner la palabra, su admiradísima palabra, el propio Joaquín mostró varias canciones dedicadas al Moncada y también, como  siempre hace, sorprendió por su madera de investigador incansable.

El Pepe Sánchez nos llevó a algunos a pensar por ejemplo en cómo Annie Garcés lidiará con la decisión de arropar un repertorio futuro; tiene ante sí  la disyuntiva de ser aceptada por una juventud demasiado salpicada de mercado y un grupo de grandes canciones que no entrarían en un campo donde lo que importa precisamente es lo vendible, pero la muchacha, sabe decir, estremecer que es bastante.

Eso si, en otros años me gustaría ver más a los bisoños, santiagueros o no y sé que es pedir bastante, los presupuestos se aprietan y se hace complicado tener a tanta guitarra joven en la tierra de Sindo, pero es mi sueño.

De eso hablaba también con Joaquín Borges Triana, los dos acodados a la barra, con su madera pulida y pasadas ya las dos horas, cuando fue imposible seguir el ritmo avasallador del Santiago reserva y pasamos al ¨agua de cebada¨ como suele bromear este hombre, uno de los tipos más lúcidos que he conocido, un hombre que parece invidente y que sin embargo en cada reencuentro termina enseñando “la luz bróder, la luz”.

 

Anuncios

Descemer. No puedo ser feliz

descemer-bueno-enrique-igelsias-2014-billboard-650

Con Taimì Escobar en el abrazo

El cantante me mira otra vez enojado y me dice: ¨No saben na´ Rogelio¨. Porque le hablo de cuanto le ha ido pa´ arriba a Descemer Bueno en las redes. Lo trato de convencer,  le digo que somos de alguna manera resistencia, que hacemos una música marcada por el sentir, la esencia del pueblo y me reta ¨. Dime, ¿Qué como hoy en mi casa?

Què se yo, vivir en lo profundo tiene penas que se agolpan unas a otras y sale el rosario de asuntos, a cultura cada vez le bajan más el presupuesto, trabajar para un músico es cada vez más complejo. Al interior no hay bares como el de  F en el Vedado o los otros que proliferan , como La Botija en Trinidad .Noooo. Hay que ir a cultura a ver si su programador le da por entender  o tiene dinero y, de vez en cuando poner tres mil pesos en la gorra : Coopere con el  programador cubano.

El músico de marras es un sonero y me ha dicho que está preparando unos reggaetones ¨Que  sì, los grabo aquí por pocos pesos y si se pega uno trabajo en cualquier lugar con dos muchacho, en la orquesta cada vez es peor” . Siento que he contado esta historia otras veces y así es. La música popular, la del interior, como fue alguna vez la de Corona o Miguel Matamoros;  no tiene respiro y por eso, coincidimos al menos en ese punto. Hay que hacer algo.

En vez de tantos dimes y diretes habría que entrar de lleno en lo que sucede a los músicos. Muchos se han tenido que ir a Varadero, a La Habana vieja a repetir chan chanes que  son patrimonio pero sus intereses reales no  los sostienen. Sì,  Colibrí o Bis Music o la Egrem hacen algo, pero, ¿ a cuántos pueden ayudar? ¿Ayuda la ayuda?

Descemer vende, estos músicos locales NO. Descemer habla desde su realidad. Ya su música no responde a mis intereses. Yo prefiero su obra anterior, al Santiago que èl reverencia, pero, no Obstante , hace falta el dinero y por el camino que vamos los músicos locales pierden los últimos cartuchos. Ahí es donde Descemer tiene razón, al fin y al cabo hemos dejado al mercado asomar su cabeza, pues ahí están las reglas. O vendes o te fundes. Y si no,  bajen un poco la mirada a lo hondo, miren la vida de estos músicos locales y verán que la soledad les enferma el alma, que el invierno , llega a sus ventanas. Y así ladies and gentleman .¨ No puedo ser feliz ¨

Enamora el Amor de Haydèe

3997Cualquiera sabe que una Milanés tiene que tocar menos puertas en Cuba, pero igual el camino lleva tropiezos, por eso cuando escuchè a Haydée Milanés (La Habana, 1980) entrar a terreno de Marta Valdés sentí que  la muchacha había encentrado la ruta, lo confirmo ahora que (en el paquete) llegó un disco llamado Amor y la escucho acompañada de su padre.

La he escuchado casi siempre gustoso,  Haydee Milanès es de esas mujeres que uno sigue, pero ahora, ha tocado con toda su humanidad, y no porque venga en buena compañía. Haydée lo hizo, y lo hizo bastante sola; según ha trascendido. En lo que veo escrito sobre el disco Amor, fue ella quien eligió repertorio, arreglò y hasta guió, nada más y nada menos que a Pablo Milanès en las voces.

Hay en el disco  un racimo de canciones de Pablo Milanés. ¿Gran autor? Ni acotarlo, ¿Cantante? Debe haber pocos que sepan decir mejor, pero además esos arreglos minimalistas, de guitarras drums, bajo, alguna otra percusión hacen del disco un hecho solitario en la discografía cubana de este tiempo, con tendencia aparatosa.

El disco Amor parece ser lo justo para las canciones de Pablo, como en un susurro estos dos seres hablan del tiempo, el amor o el desamor, la derrota , la vida …Hay canciones que uno quisiera estuvieran en el  Amor de Pablo y Haydée, pero toda antología, aunque el disco no se jacte de serlo, es una sucesión de abandonos. En 11 tracks puede que no aparezca la verdad , pero aquí, al menos parece existir la de Haydée Milanés, su Amor por su padre, por sus canciones, por la Nueva trova contra la que alguna vez pudo revelarse.

Si en los anteriores discos Haydee buscaba aquí encontró, fue como volver a casa,  ella que se hizo acompañar del ubicuo Raúl Verdecia,Yandy Martínez en el bajo, Yaroldy Abreu en las percusiones y Enrique Plá en la batería, logrò un disco que se deja escuchar sin reproches, de seguido, segundo a segundo, ellos dos, sin alardes y sabemos que el tiempo pasa porque luego de una maravilla surge la otra. El amor de Haydè Milanés me da la idea de que el disco aún tiene algún sentido, no me hace falta hacer un playlist, su fonograma baja completo al alma, como los buenos amores.

 

El Palòn divino, Freud y la empresa socialista

20170910_082505

Foto: Yasser  Landazuri

Leonardo Acosta sostiene que un hit musical llega cuando se le da al público lo que esperaba, según esta teoría millones de nacionales necesitaban que el reggaetonero Yosvany Sierre Hernàndez  dijera sus palabras y ahora la adoptan como discurso y la verdad el Palón Divino, esa pieza de ritmo pegadizo y monotonía estrepitosa, incoherente, obscena;  se escucha en todas partes, casi todo el tiempo.

A mí en lo particular me importara poco si no fuera porque los seguidores de Chocolate han  hecho ubicuo el tema. Una cosa es que le guste al médico el Palón… y otra que lo saque en la consulta, que le guste al guagüero y lo plante  en los pasillos del ómnibus, que lo prefiera el maestro y lo explique en su clase. El Palòn… y ese señor que lo creara, señores , en su lugar.

Descuartizar la pieza no  tendría mucho sentido, repito,  no me espanta , si està el Palòn incluso en un carro soviético y hasta rojo es porque ese chofer està absolutamente identificado con la pieza en cuestión y el director de la empresa o no lo sabe o cree que es lo normal. Quizà sucede que un sector quiere arremeter y lo hace de esa manera.

Puede que el hecho responda a lo que Freud llama el malestar en la cultura, ese cerco que nos impone todo cuando coloca orden a la sociedad, segùn la teoría somos unos neuròtuicos quienes no nos atrevemos a salir de lo impuesto y el sexo, segùn Freud es la peor y màs fuerte de las limitaciones.

Pues de ser asì esta gente encontrò el mejor himno para ir contra la cultura: ¨Soy negro, soy feo, pero soy tu asesino… Tu me llamas pa Ch…¨ lo dice un par de muchachos quienes en un coche llevan pasajeros. Les da igual si va una señora de una u otra religión, si va una niña de cinco años (que por cierto, lo bailaría ), da igual. Nadie puede detener ese Chocolate demasiado amargo para unos, divino para miles.

Pareciera que es consensuado, una complicidad general,  no entiendo por què razòn sigue ese hombre diciendo su sarta de cosas en todas partes, casi a cualquier hora, incluso en un camiòn soviético rojo de una empresa estatal socialista.

No creo que haya que prohibir, ese gènero surge porque hay quien lo requiere, lo paga , lo consume. Hablo de que no necesito el tal Palòn… en todas partes, a toda hora, ademàs como diría  el profesor argentino  Osvaldo L. Delgado ¨Incluso Freud va a formular que forzar a los individuos a ser mejores que lo que su naturaleza le permite, lleva a lo peor.

Guardar

Escuchar a Kamankola Antes que lo prohíban

13458791_10208191941707750_4821149520469106524_o.jpgDescuartiza el país, ponle tu savia, tu amor y reármalo. Pon todas esas palabras en la guitarra y desanda; eso parece hacer Jorgito kamankola. Con ese nombre barrial, con esa facha de rasta en la mirilla este tipo desgarbado sorprende, atolondra, seduce verso a verso.

Si no le creíste a Sugar Hill Gang o a Silvio quizá no le entiendas, porque este muchacho pone el nervio en la acera. Uno suspira muy hondo sus títulos y siente la grasa de la ciudad, el humo de la ciudad, las putas de la ciudad, la mierda, la miel, la mordida, el sudor y claro está las lágrimas.

Si la Nueva trova estaba cansada, moribunda en algunos platos este muchacho da un giro y muestra una posible tabla, un pasillo a donde llegarle a los de 20 o menos.

Aquí uno podría encontrarse la discordia de quienes afirman que tal cosa no existe ya, que se murió la Nueva Trova y yo no lo creo, primero los fundadores están vivos en su mayoría y siguen con los mismos presupuestos estéticos que les veo a estos muchachos como Jorgito kamankola , claro, este rastamilenial canta en su momento, como su momento.

Pero el asunto podría ir más allá porque este muchacho, ¿qué es? ¿Un trovador que rapea sus textos o un rapero con guitarra? Es de las dos cosas y ninguna, pero sin dudas atravesarse por una guitarra impone en Cuba esa esencia que viene de Sindo a Silvio.

Pues Jorge Lian o, como se hace llamar, Jorgito kamankola, nacido en el Cerro, ex utilero de Aceituna sin hueso tiene grabado un CD titulado Antes que lo prohíban, un disco en el que se escucha además a EME Alfonso y Samuel Águila, un fonograma de 2013 que pudo reproducir gracias a un Crowdfunding y que lo ha presentado en muchas partes. Yo le he sentido descuartizar el país, ponerle su savia, su amor y rearmarlo en la guitarra y me ha parecido hermoso, por eso escribo, porque creo debemos asomarnos a este muchacho que canta Conectado y respirando. Escuchémoslo que quiere comprarle un suspiro a la Habana, vamos, Antes que lo prohíban.

La Dama Blanca

csm_DAME_1_B150_a9aa9c3b8b

En una entrevista que le hice a José Luis Cortés,  El Tosco,  se asombra porque unos muchachos no sabían quién fue Benny Moré, sin embargo, algunos músicos de hoy dejan latir lo añoso en su discurso aun cuando opinan, sienten y piensan diferente, quizá por eso la hija de Aguaje Ramos: Yaite Ramos Rodríguez hace rap, reggae, música urbana y se hace llamar La Dame Blanche.

Esta flautista pinareña tiene dos discos “ Piratas” y “ 2” y se defiende en escena de manera vertiginosa, solo hay que poner su nombre en Youtube y llega ,Hay en ella una etapa más tradicional con el Nombre de Yaite Ramos y una que rompe esquemas, o quizá entra a otros más de hoy.

Esta negra llamada Dama Blanca, compone , se desenvuelve como raper, toca la flauta y se echa sobre sus hombros un sonido de hoy arropado con las tradiciones que le llegan desde el mismísimo trombonista Jesús Aguaje Ramos o incluso de Mayito Rivera quien se cuenta en su propia familia.

Graduada del Isa la Dame Blanche pudo ser una flautista clásica pero prefirió el sonido de su tiempo, según ha dicho enciende vela en el escenario y le gusta contar las historias de su Pinar del Río natal, por ahí va su disco “2” que promueve este 2016. La Dame Blanche, esa negra cubana radicada en París hija de sonero con sonido urbano. Otra de esas cubanas que uno debería escuchar.

Hablar con Danays Bautista

Danays_Bautista_II_0017

Cuántas veces uno ha querido apagarse, hundirse  en un  blackout por cosas tan simples como un portazo, una carta vieja, una mirada  esquiva. Conozco una mujer quien sabe hacer verso los minutos; De verdad,  no es juego de palabras. Una mujer que dobla el portazo y lo entrega hecho una pasión intensa. Es una cubana llamada Danays Bautista.

Reviso sitios como El País y vuelvo sentir que es inmensa,  ese diario en su edición del  12 de mayo de 2010 dice:

Danays Bautista había quedado con su esposa en Puerta de Toledo para un ensayo. Danays, que se quedó ciega de niña, es guitarrista, cantante y compositora de jazz latino. La mujer, cubana de 37 años, bajó al andén de Nueva Numancia (línea 1 de Metro) para coger el metro y llegar a tiempo a su cita. Pero no llegó nunca. Un tren le segó el brazo izquierdo cuando se cayó entre dos vagones.

La conocí porque Luis Barbería le dio a Cantar su Guaguancó para Daniela y quedé prendado, luego di charlas y le citaba, le entregaba videos a los amigos y finalmente le hablé a Danays.

Este Domingo me tocó entrevistarla para mi programa Cable a Tierra y mientras hablaba casi me pierdo. Es dulce,  sabe reír, traer la paz:  ¨Tranquilo Boy¨, me decía porque yo sospechaba demasiado cansones para ella  30  minutos de diálogo  y no. No había portazo, ni ganas de quitarse nada , ni blackouts, de veras esta mujer hace versos los minutos y no es un juego, ni palabras gastadas, es solo Danays.

 

Danays_Bautista_III_0008

“ Es raro¨, me dijo, ¨Estoy en la Habana y casi todos mis amigos están fuera del país¨, pero reía, su perro, me dijo,  está con la lengua a tres metros de tanto calor porque la Habana y el Oriente cada vez se parecen más, nos reímos y en la radio ese ambiente de soledad que uno trata de acorralar para que el oyente sienta  compañía.

Nominada al Cubadisco 2013 con su disco Live  y guitarrista extra clase, según nombres de calibre en esta isla,  Danays se acompaña hace años por un quinteto compuesto por  Luis Guerra, Reinier Elizarde, Rafael Águila, Michael Olivera y Yuvisney Aguilar.

Tiene una voz que sabe decir plena y dulcemente el filin, el jazz y que no solo se une a clásicos a lo María Teresa Vera y Guillermina de Aramburu. No, en su fonograma aparecen también autores como Eduardo Ramos,   el ya citado Luis Barberìa y Vanito Brown.

Otro domingo que no tendré más¿ Adónde irán? o sì,  de algún modo quedan los domingos, porque pude hablar con esta mujer hermosa, que dice palabras tranquilas o temibles en  el tono sutilísimo que logran los grandes cantantes, así la guardo a Danays Bautista a su paso por La Habana . Ese lugar en el que tuvo su amor y su guitarra e  hizo jazz y canciones y aprendió incluso a convertir en acordes los más temibles portazos.