Posts tagged ‘Cubana’

Crisis en la música cubana, volumen 1

13011-fotografia-g
Me aturde escuchar que hay crisis en la música cubana, como si lo nacional, lo de esta isla no se hiciera en tantísimas partes, si hay crisis ¿Qué hace Alex Cuba, Alfredo Rodríguez Salicio, Chucho Valdés, Diana Fuentes, Julio Fowler, Gema Corredera, Niuver Navarro, César López e incluso los timberos Alexander Abreu o Isacc Delgado?

Si está ya en comas, o tiene alguna gripe la música nacional cubana ¿cómo es que aún suena Chepin Choven al tiempo en que se unen Samuel Formell, Gastón Joya, Kelvis Ochoa y Harold López-Nussa para arremeter con un bolerazo de Luis Barbería, por cierto de vuelta en Cuba?

Si ya la música ha cedido espacio y no hay relevo ni remedio ¿Por qué en Santiago de Cuba Jorge Noel Batista, todavía con 22 años seduce el gusto de muchos y se hace acompañar por lo menos de otros cuatro colegas de su misma edad?
Si andamos tan mal ¿Cómo tenemos ese resonar de tantos coros en Santiago de Cuba y se hace música electrónica y siguen vivos y creando los trovadores de la primera generación de la Nueva Trova y hasta algunos de los miembros del Buena Vista Social Club?

Quien diga eso que venga a la Casa de la Trova en Santiago de Cuba y sentirá cómo se hace música de una calidad inusitada y desafortunadamente lejana de muchos mercados.

La crisis de la música cubana sigue en Eduardo Sosa y Adrián Morales, Gerardo Alfonso y Danay Bautista, Dafnis Prieto y Roberto Carcassés, Yusa y Los Aldeanos, Athanay e Interactivo y los hermanos Terry o incluso en Gonzalo Rubalcaba y pa’ llevarlo a “otro extremo” en Paquito de Rivera o Arturo Sandoval.

La crisis debe ser porque hay demasiado reggaetón en la nevera, o porque La Aragón sigue en pie sin que se haya demolido el templo de Manolito Simonet o porque a Adalberto Álvarez se le haya ocurrido seguir creando.

Debe ser que no le gusta Liuba María Hevia o Los Papines, Equis Alfonso o Los Van Van, William Vivanco o Aldo López Gavilán, Yoruba Andabo o Tamy. No sé, pero oí por ahí que anda mal la música cubana y reviso los nuevos temas de Vanito, de aquel disco Cambio aun por sentir aire pero está además el Septeto Santiaguero, los de Buena Fe o Sexto Sentido y sigo sin entender de cuál crisis me hablan algunos, o de qué enfermedad contagiosa en el sonido criollo. No sé, no sé de qué me están hablando.

Descemer Bueno entre Guerra e Iglesias

A Descemer no lo vi nunca en casa de Laura Ramos, su novia a principios de siglo, pero había quedado el rastro verbal que me obligó a seguirlo y lo supe sobrino de Farah María, bajista  que fuera miembro de Columna B y  Estado de Ánimo y luego un exitoso productor y compositor.

Este artista asentado  en Nueva York y quien no renuncia  a su gente y su raíz, en uno de los viajes a la Habana, tuvo a bien conversar conmigo brevemente para mi programa Cable a Tierra,ahora que Descemer se ha puesto tan de moda creo que vale la pena recordar lo que me dijo  en aquella  jornada, pasada ya, pero viva en mi memoria.

descemer_bueno-rogelio.jpg

Foto: Jorge Villa

Descemer Bueno:  Yerba buena fue mi  primer proyecto, fue nominado a Grammy americano, con él coseché muchos triunfos, tuve la oportunidad de estar en varias películas de Hollywood, para mi este proyecto encontró su fin cuando descubrí mi potencial para hacer mi propia carrera  de música bailable, específicamente para el mercado de gente joven. Ya sabes, algo distinto a lo que suele escucharse en esos discos de Haydée Milanés o Fernando Álvarez  que fueron discos que produje, sabes que  las producciones han sido una parte fundamental de mi carrera.   Ahí he trabajado con William Vivanco, Kelvis y ahí sigo. Echando pa ´lante hermano.

P: Eso era independiente Descemer?

DB: El Yerba buena no tuvo disquera, era independiente, ahora si sé que tiene distribución.  Siete rayo sí es con la disquera Universal.

P: Te ha ido muy bien Descemer.

DB: Sí me ha ido muy bien, estamos vendiendo bastante, he hecho un par de clips, uno con Ernesto Fundora y uno con Alejandro Barroso y creo que este proyecto va a llegar a la juventud que es lo que más me importa.

P: He visto que no tienes tabú a la hora de hacer música, te vas del reggaeton al bolero con una facilidad inusitada.

DB: Para mi no hay fronteras artísticas y eso me hace feliz , veo encasillamiento en mucha música. Nosotros, hablo de   mi generación, la de Roberto Carcassés y la mía , Telma , Yusa ,  Free Hole negro,  William Vivanco, creo que hemos abierto una brecha para la fusión latina  y que en Cuba se ve lo más importante de esta. Estoy contento siempre de venir y compartir y seguir con los proyectos.

P: A ti te canta hasta Manolo del Valle. Seguirás en ese trabajo?

DB: Esto es una gran pasión poder compartir con todas las generaciones, con talentos como Manolo, Anais Abreu , Gema Corredera , Nene el ex de Los clásicos del son .  En el segundo disco de boleros, continuación del de Fernando Álvarez , se cuentan todas esas figuras y es un verdadero honor, tengo incluso la idea de hacer un disco para Manolo del Valle por lo que me aporta.

 P: Descemer qué sientes luego de haber secundado a Santiago Feliú ,  haber trabajado con  Columna B o Estado de Ánimo y  que de pronto la gente común busca escuchar tu música   en todos lados.

DB: Yo lo único que te puedo decir es que amo este pueblo, para mi lo más importante es dirigirme a Cuba. No significa que sea Chovinista , pero este es el lugar en el que mejor me siento y la gente que más quiero, por eso mi música está dedicada primero a los cubanos, además toda esa educación musical que hemos recibido aquí es lo que me lleva a ser tan amplio a la hora de dirigirme lo mismo a un intelectual que a gente común como yo, entonces esa es mi mayor pasión ,  dedicarme a que mi pueblo tenga lo que siempre tuvo: canciones de todo tipo y un gran gusto por toda la música en general.

Fue hace mucho este diálogo, luego se vieron los videos en la televisión cubana  y Descemer pedía en uno de sus  títulos un carro.  Ya le ha llegado el Goya por Habana Blues,  y un éxito rotundo, todo lo ha colocado a la vista de ese monstruo imprescindible que es el mercado, ahí lo vemos al cubano  de Sé feliz o Libélula, entre Juan Luis Guerra y Enrique Iglesias enamorado en un tema que tararean en Cuba y en casi todo el mundo hispano y bailando luego y parece no tener fin.

Cumplir 11 años casi en los 40

He vuelto cumplir 11 años, en mi otra vida, en esta de la radio. No había podido escribirlo antes de tanta Cuba en mi vida y tanta vida cubana pero ahora puedo decirlo de un tirón: tengo once años con mi programa Cable a tierra y con esta edad adolescente siento el chorro trozar el aire y caer lejos, como diría mi abuelo.

Imagen

En este tiempo han pasado por mis pocos minutos que era una hora y luego media, sábado antes, domingo luego, pero ahí, decía, han pasado desde Tony PInelly hasta Luis Alberto Barbería, Son 14 o Humberto Manduley y claro está Joaquín Borges Triana.

11 años de susto radial porque no llega el invitado, de discusiones por quitar o no una palabra de una entrevista, sosiego a veces y saltos de alegría con los premios que han sido varios, 11 años de amor y escuchando a Fito pedir que no dificultes la llegada del amor y no lo hemos hecho ni Milena Michel, Darián Hernández, Luis Fong, Salvador Virgilí, Alexander Tejeda, Maylin Ross, Adolfo Vicente, Gertrudis Yáñez o los emergentes que han pasado y a sabiendas de que pasaron, que conste.

Tiempo que agradezco a mi casita radial en un lugar rotundo llamado Songo- La Maya, entre Guantánamo y Santiago de Cuba, un sitio que no entendía en gran medida el sonido de ciertos cantores, pero que por suerte se abre más y deja rodar por los 105. 5 megahertz todos los sonidos posibles . A eso hemos contribuido en este tiempo.

Por lo dicho siento que soy un adolescente, aunque el almanaque se empeñe en negarlo tengo 11 años y salto como un niño. La radio tiene esas cosas

Sindo Garay o el modo de hacer palmas con canciones

Que Sindo se alfabetizó a si mismo a los 13 años por una carta de una novia que no podía leer, que este mismo hombre conoció a Martí y lo abrazó en Dajabón , se sentó en la piernas del mambí Guillermón Moncada siendo un niño a cantar temas de siempre y ha influido en la canción cubana hasta hoy, se dice y se cree en muchas partes, porque este es un genio de Cuba , indudablemente .

Sindo Garay

A Sindo se le cuentan unas 600 obras entre las que sobresalen “Perla Marina”, “La tarde”, “Mujer Bayamesa”, “Guarina”, “Germania”, “Retorna” o “Testamento Fiero”, sus textos son profundos aun cuando se diga que muchas de sus canciones eran copiadas de almanaques de la época. Según algunos estudiosos “La tarde” es una muestra de ello, en su primera estrofa el tema halaga unos ojos mientras en la segunda habla de las penas que de ser tantas se agolpan unas a otras, y dice Sindo : “no me matan”. Quizá sea cierto, lo mismo se decía de Corona. Eduardo Robreño llegó a dudar públicamente que Corona hubiese escrito algunas de sus canciones.

Sindo, ha dicho por ejemplo, que  “Perla Marina” la escribió en pocos minutos cuando una manzanillera le pidió una canción que la representara, sin dudas, una hermosa obra que ha trascendido a su autor.

Quizá el mayor logro de Sindo haya sido su talento para jugar con la armonía, varios textos citan frases de elogio de grandes músicos hacia el bardo santiaguero. Los estudiosos suelen preguntarse cómo era posible que Sindo compusiera algunos de sus temas sin estudiar armonía, al parecer este trovador, que por ciento nació un 12 de abril de 1867, tenía el don de la armonía y más que estudiarla él la entendía de manera natural.

Algunos hablan de influencias de Stravinski y de la Opera Italiana, ya se sabe que la obra “ Il Trovatore” de Giuseppe Verdi se estrenó a principios del sigo XX en Santiago de Cuba y cautivó a los cantores, pero verdaderamente Sindo tenía la grandeza de su talento, la cubanía extrema quizá, la pura que sale a pocos hombres y se extiende luego a otros quienes se incorporan a su día con los versos que hacen más visible la palma y quizá entiendan entonces porqué Sindo solía decir “La Vida eres un tormento fiero” o canta a ” Las amargas verdades” , a la “Perla marina” o a esa “Mujer bayamesa” que como dice Sindo “si siente de la patria el grito, todo lo deja , todo lo quema.