301978_2489586000813_1907967008_n

Joaquín Borges Triana fue reconocido con con el Premio de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro 2016, por la obra de toda la vida. Un hecho más que merecido, sin dudas. Así lo pienso porque leo, escucho a Joaquín desde hace tiempo.

Me hace bien decirlo; si escribo regularmente sobre música, en buena medida, es porque me leí a Joaquín, si me he atrevido a sostener por más de 10 años un programa de música alternativa, aun con toda la insensibilidad que ha acompañado al proyecto, ha sido por Joaquín Borges Triana.

No es que sea un ingenuo culpable, es que responde al teléfono, da consejo, noticia, abrazo y hasta comparte el ron en su propia  casa por allá, mire usted; por Virtudes y Campanario.

Lo conocí cuando el 2000 sonaba como puerta más bien oxidada, fui con Eduardo Sosa y hablamos de rock, trovadores, poetas, periodismo y hasta de reggaetón porque en su pequeña sala, rodeado de discos, libros y su viejita que llegaba del café a la risa, Joaquín me reveló una teoría impresionante sobre la posible estrada del reggaetón a la capital cubana.

Luego volví muchas veces e hicimos planes, discutimos, bebimos y compartimos ya fuera con promotores como Olga Lidia Díaz o con musicólogos como Susan Thomas a quien también conocí por Joaquín.

Al Joaco le debo más, por él conocí también a Niuver Navarro (en este caso físicamente), entré en la magia de Danays Bautista o Julio Fowler.

Hay en el trabajo de Joaquín Borges Triana asideros imprescindibles. Aquí tengo en mi bolso aquel texto La Luz Bròder la Luz y su vital Nadie se va del todo que no deja de impresionarme.

Su columna Los que soñamos por la oreja nos ha servido mucho a quienes no vivimos en la capital del país, en mi caso, he tenido el privilegio de su presencia en mi espacio Cable a Tierra muchos domingos hablando de Frank Delgado, Carlos Varela, Polito Ibáñez, Los Habana Abierta y de mucho, mucho más

Así que me da un placer infinito saber que se reconoce el trabajo de este amigo entrañable, este visionario a quien seguro llamaré en un par de horas y, bueno si no anda por Europa o Estados Unidos, visitaré este mes para el abrazo.

Ya lo sabe: Joaquín Borges Triana recibe el Premio de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro 2016 y yo celebro con él.