Jorgito

¿Què nos ha venido pasando con la trova y los trovadores más jóvenes en Santiago de Cuba? Pocos locales han traspasado el umbral y han colocado sus guitarras desde su misma  ciudad. Algunos como José Nicolás, incluso, murieron fuera de la isla. El polémico Donato Poveda se asentó muy joven en la capital y en los últimos años, poco pasa.

Rubén Lester graba discos que no se distribuyen, Felipòn hace mutis, solo Adriana Assef parece querer entonar en serio pero igual queda murmullo y poco más. Para colmo Eduardo Sosa y William Vivanco han quedado silenciados por una ola incomprensible, o al menos no aclarada por nuestras disqueras. Debe ser por eso que los más jóvenes siguen intentando a su modo.

Jorge Noel Batista  nacido el 14 de julio de 1991 decidió dejar su Santiago de Cuba natal y probar suerte en la Habana. En poco tiempo ha sido tresero de Ray Fernández, ha acompañado y grabado con Raúl Torres y William Vivanco y consolida el sonido de un tres que tuvo que comenzar a usar en la capital casi como una salvación y al mismo tiempo como parte de su alma oriental.

Recientemente el joven volvió a Songo – La Maya  para grabar una conga, varias llamadas le bastaron para notar que la mayoría de los ejecutores de ese género estaban en el Festival del Caribe y se fue a la Ciudad.

En poco tiempo dio con Ricardo del Llano y su Ricachà estudio y entraron a grabar entre otros, miembros de la Conga de los Hoyos. Horas después el trovador estaba en la capital cubana, le pregunté aun en su lugar de nacimiento  porque irse y la respuesta era casi obvia

¨La Habana porque ahí está todo, ¨, me dijo ¨ los medios de comunicación, posibilidades reales de promoción. Desgraciadamente en Santiago no hay esas condiciones¨

El joven trovador ha tenido que saltar entre sonidos para sustentarse, desde tocar en peñas de amigos hasta formar parte de grupos soneros en Centro Habana, sin embargo Santiago de Cuba sigue siendo esencia para él.

¨Siempre quisiera volver¨, dice, ¨Estoy allá y siento el sonido del monte, la gente no se da cuenta , pero en La Habana con todo lo de la ciudad uno siente deseos de volver al monte, además la cultura santiaguera es única, por eso estoy aquí para grabar una conga santiaguera que pocos lo entienden. ¨

El joven trovador vino a su cuna, encontró el sonido y partió a la capital. Pronto volverá a distribuir la conga y grabar otros temas, pero como otros también se ha llevado su guitarra a occidente, esperemos suene bien y el silencio no le acoja, como a otros excelentes trovadores de la tierra de Pepe Sánchez, Miguel Matamoros y Sindo Garay.

Anuncios