Imagen

Cuando en el Habana Libre, a plena mañana me encontré con Niuver Navarro sabía que no era tiempo de conocer témpanos de hielo, más bien se asomaba a mí la belleza de esta muchacha quien con sendos fonogramas grabados llegaba a su isla a hacer música, a destejer la pereza del corazón.

Desafortunadamente Niuver no cantó como soñaba, le pregunto sobre su visita a la isla y me dice  que ¨fue intenso pero aún tímido pues aparte de mi aparición en la gala del Cubadisco no pude cantar en ningún lugar¨ Lo ha escrito en Facebook, hablamos a través del chat y aprovecho para contarle cómo recibí su música, recordamos la reseña de Joaquín Borges Triana en el periódico Juventud Rebelde con el título de  Una matancera en París.

Niuver se dice emocionada con lo que le ha pasado en Cuba y México ¨ Las cosas han venido desde allá hacia mí¨  dice y se detiene sobre todo en Tierra Azteca donde la acogida ha sido proverbial, Niuver, decían algunos titulares cautivó a México y ella misma se dice asombrada porque la gente le pedía canciones ¨se las sabían de memoria dice¨  desde Viet Nam, mientras en Cuba, más bien en el oriente el calor y el frío dan una nota extraña.

Para 2014 Niuver aspira a terminar el clip de Trasnochando y al mismo tiempo volver a Cuba, su isla. La muchacha quien es tresera, cantante, guitarrista y compositora  me dice que C’est toi que j’aime y Sé que te vas de París,  son los temas que mejor le han funcionado en Francia y Cuba, pero su primer fonograma, Quiéreme mucho, sigue enamorando a melómanos de ambas orillas, me dice que lo remasterizará y volverá a  los tocadiscos próximamente.

Durante 2013  Niuver participó en la grabación del tema El Manicero con el grupo Black Bazar del Congo ¨He hecho como un homenaje a Rita Montaner¨ asegura Niuver y me remite a una radio alemana que lo coloca  por estos días.

Se apaga la luz verde del chat, Niuver se va a su tarde yo bajo por el día cubano y la recuerdo del otro lado de la mesa en el Habana Libre, estaba ya ese día fulminado por su música , dos discos donde el son , el bolero, el jazz o la canción francesa se han mezclado a la naturaleza de esta matancera.

Una mujer de voz que sabe decir en el mejor tono palabras hermosas  escritas lo mismo por Neruda que por  ella misma. Poco a poco la he ido descubriendo en la radio cubana, como de vuelta a su natal Bolondrón Niuver canta y canta, me quedo a la espera de un 2014 con más de su voz y alguna actuación en Cuba,  eso lo queremos todos a ver si se acerca de ese sitio muy grande y lejano y otra vez grande que se llama París.

Imagen

Anuncios