Imagen

Ha pasado mucho tiempo y algunos siguen citando cuchillas donde la palabra debía ir más lenta, rozando el verso, quizá,  por eso arremeten contra Manolín el Médico de la Salsa y el hombre se cita libre  y amoroso con su gente, la que lo llevó a la popularidad y le quiere.

Los mismo pasa con otros como Isaac Delgado a quien ya juzgan y estrangulan contra un presunto abandono del gobierno cubano y así los dires y diretes trepan a Tanya Rodríguez o Raúl Torres y pasan furtivos por sobre la cabeza de David Torrens o Raúl Paz.

Y esta gente solo quiere música, o eso nos han dado durante años de temible resistencia, música a quienes nos quedamos o a quienes decidieron otra vida, que no los juzgo, música para quienes apoyaron la guerra y para los que cultivan la paz,  y tienen esos músicos sus opiniones,  y quizá la dicen por ahí,  pero es que solo nos dan música y nos hacen felices si entendemos el verso.

Imagen

A mí me alegra saber que Luis Barbería está con  Musicalia, este excelente músico que se ha visto en escena lo mismo junto a Javier Ruibal que con Ketama o Mónica Naranjo, ese cubano de boleros sublimes ha vuelto a su isla y es una buena noticia. Da gusto saber además que graba Vanito en La Habana, que solo esperan a Alejandro Gutiérrez para hacer eso, música en su Habana que se les abre otra vez a toda letra.

Los Habana Abierta seguirán ruta y según ha llegado hasta mí subirán a Miami con Interactivo y harán eso, música, en  un sitio estigmatizado y que estigmatiza, donde pocos músicos cubanos  encuentran promoción plena, pero donde hay gente atenta y quien quiere escuchar a los suyos.

La vuelta no es atrás, es el reencuentro con su vida y su gente y, al menos a mí, me hace bien tener tan cerca  a estos músicos. Encontrarán espacio, el saludo de la gente común y no faltará quien nombre el filo de navajas, pero algunos, por suerte seguiremos escuchándolos con con amor.

 

 

 

Anuncios