Toshiva-Disco-Extraible-500-Gb
“Llegó el paquete”, esa no es una frase más, ni se refiere a un bulto que atraviesa el Caribe desde Venezuela, serpentea desde La Florida o traspasa los correos con todas las súbitas pérdidas desde Camagüey. No, el paquete es digital, cuesta unos 50 pesos cubanos (CUP) y trae de todo.

A esta zona oriental de la isla (Santiago de Cuba) llega una vez por semana. El martes una mano misteriosa lo deja en algunos hogares y luego pasa a los vendedores de discos y a la puerta de casa. Ahí van desde las telenovelas trasmitidas por la televisión cubana, series de moda o shows de televisoras de Miami.

En el paquete entra además el deporte, los juegos de fútbol que el fin de semana “estrena” la TV cubana ya pasan en los paquetes hechos por una mano anónima y prodigiosa en algún lugar de isla cuyo nombre no logro encontrar. Ahí la suerte de Guillermo Rigondeaux frente a Nonito Donaire, el fin macabro de Manny «Pac-Man» Pacquiao, la carrera interminable de Floyd Mayweather, Jr.

Guillermo Rigondeaux  frente a Nonito Donaire

Guillermo Rigondeaux frente a Nonito Donaire

Ciertamente, esta nueva manera de distribuir productos comunicativos revoluciona el consumo y la comunicación misma, es indetenible, desde teleseries al estilo de “Héroes” , “24 Horas” o ” Los Sopranos” hasta un paquete de drivers para actualizar cualquiera de los sistemas operativos en funcionamiento hoy.

A ello se suman los shows del sur de la Florida , documentales, recetas de cocina, libros digitales, las películas de estreno, enciclopedias, artículos ordenados por temas y bajados desde diferentes sitios de la web, animados, y claro está , música que puede ir desde Lady Gaga a Niuver Navarro, pasando por Miriam Ramos y hasta Seteve Wonder o Los Mojados. No hay distinción.

Los ojos de los telespectadores ya se burlan de los culebrones trasmitidos por los canales cubanos y se colocan a la hora escogida con videos HD y hasta en 3D porque en los paquetes también llegan software y hasta maneras de hacerse unas gafas.
Por estos días una de las novelas de turno “Avenida Brasil” es vista en el horario que quiera el receptor, si tiene acceso al paquete o a alguien cercano a él, porque ha sido filtrada capítulo por capítulo; cuando la telenovela no llega aun a los 20 episodios trasmitidos ya hay quien la vio íntegra y se lanza a otro culebrón.
col_4300
Del otro lado, en la oferta “oficial” una radio que se niega a actualizar del todo sus fichas rígidas y programas que tienen hasta 60 años, interactividad casi nula, un periodismo que se parece más a quienes prefieren algunos que a quienes somos y una tv todavía por replantearse.

Vi un poco de luz en el concurso de radio joven Antonio Lloga, los muchachos con 22 o 23 años teorizaban sobre la nueva radio posible, pero el paquete gana la pelea, se va imponiendo, mientras en plena sierra, cualquier joven en su caballito criollo escucha a Adele en un mp3 o un ipod y cuando llega a casa se dispara a la tal María Polo y se traga el cuento de la justicia Made in USA de manera olímpica, en estos tiempos de tanta información y libertinaje en los consumos, seguimos sin que le sepamos dar todavía una opción que lo libre de todo mal o todo bien, depende de cómo venga el paquete.

Anuncios