1235156_1446554478902909_1820206399_n
Aun luego del affaire Robertico, de toda aquella maroma de querer y no querer puede que Interactivo coja rumbo norte próximamente y quizá con él William Vivanco. No tengo todo el dato pero Interactivo tiene la manía de reformarse y si ya no cuentan con Yusa de manera estable, cuando esa negra talentosa trepa desde el sur se le abre la puerta, y lo mismo pasa con Vivanco quien hace un tiempo fuera pieza clave del ensamble comandado por Carcassés.

Mientras tanto La vida sigue igual en Cuba y si dices “Quiero… ”Puede que alguno se ría de manera suspicaz pero los que seguimos a Interactivo, y la verdad vale aquello de “somos muchos, somos pocos, somos 100”, quedamos un poco al lado del camino silbando con Varela: “lo que hoy es luz, mañana es sombra” y mirando cómo se puede politizar la azucarera.

Y hablando de música, El Cimarrón (Vivanco) se ha movido a México, allí ha anclado por largos días y en condiciones bastante favorables le da forma a lo que podría ser su cuarto disco. Con algunas piezas conocidas Vivanco sigue apostando por lo que se conoce como world music y va desde la samba al rap, sin obviar la canción y otra vez coqueteando con el reagguea y ahora hasta apostando por el charleston.

Entre los títulos se manejan: “ Mosambisamba de verano”, “Tu danzón, Fábula mariposa”, “Ríos que no vuelven” , “Samba de los cotuntos”, “La catedral y su ángel”, “Carabela”, “En la alta sociedad”, “Naguito de San Pedrito”, “Un charleston”, “La flor de mi jardín”, “Azucena y girasoles”, y “Mr God”. Hasta donde sé podía invitarse a un grupo de reagguea mejicano y ya están grabadas todas las piezas mencionadas aquí.

De paso por casa de Vivanco hace un tiempo supe de la intensión de trabajar en alguna pieza junto al Septeto Santiaguero, el ensamble de Fernando Dewar que poco a poco se va convirtiendo en una suerte de gurú del son más joven apostando, quién lo iba a decir, por creaciones novedosas y no por el repertorio de rigor en los hoteles cubanos.

En Fin William Vivanco tiene en sus manos nuevo material, pero no como promesa sino ya sonante y presto a encontrar camino, ya veremos qué disquera arremete y cómo nos llega esa música, por lo pronto ya sabemos que hay “Catedral y su ángel”, “Samba para de los cotuntos” y hasta “Un charleston”.

Anuncios