Pablo-Milanes-Pablo-Querido-Del-2001-Delantera
Cada vez que escucho más de cuatro canciones de Silvio en alguna radio cubana voy al periódico o al almanaque porque algo pasó: se recuerda una muerte, se despide un duelo o se murió un patriota. Hay programas a los que voy porque al seguro, si algo difícil ha pasado con Cuba me sueltan de ráfaga una decena de canciones de Silvio.

Lo sorprendente del hecho es que muchas veces, citado ya el contacto con la muerte de una figura histórica, Silvio lo mismo deja rodar por el VEF, el Sony o el Nocturno” Sueño de una noche de verano”, “Sueño con serpientes” que “Ángel Para un final”.

Los productores no escatiman verso alguno, salen las canciones de Silvio a mansalva aunque no apoyen del todo el doloroso recuerdo que tratan de ¨aliviar¨ con tales textos.

Sin embargo la prensa silenció por mucho tiempo el tema de la Nueva Trova. Antonio López Sánchez en su libro La Canción de la Nueva Trova cita trabajos investigativos donde se habla de “Una cobertura ínfima y casi risible del tema”.

López Sánchez habla además de la “poca atención prestada por Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba y Juventud Rebelde” a La Nueva Trova.

El fenómeno de marras no responde a los primeros años, los investigadores Mario Viscaíno y Arnaldo Sánchez analizaron 20 años de prensa en Cuba antes de llegar a la conclusión de lo maltratado que había sido el movimiento en el mismo lugar donde nació.

Pablo Milanés en entrevista ofrecida a Orlando castellanos en 1989 reconoce que ¨ El Movimiento de la Nueva Trova gustó mucho desde su inicio a pesar de que la radiodifusión de aquel momento desconocía la proporción de calidad de aquel grupo. Solo hubo la excepción de Radio Habana Cuba que desde los primeros momentos difundió al mundo (…) lo que hacíamos aquellos jóvenes¨.
Carlos_Varela-Jalisco_Park-Frontal

20 años después Carlos Varela le decía a Mario Vizcaíno en una entrevista para La Gaceta de Cuba: ¨Imagínate: Yo canto en el teatro más grande de mi país y ni antes, ni después aparece una sola línea en los periódicos¨.

Solo los 80 fueron como un boom para los trovadores de la primera hornada, porque a la generación posterior se le llamó incluso ¨Los Topos¨ simplemente porque no grabaron hasta muy tarde y sobrevivieron a golpe de peñas y algún que otro festival.

En los 90 muchos trovadores se presentaron con asiduidad a los actos conmemorativos o las tribunas abiertas nacidas al calor de la Batalla de Ideas, esas presentaciones ponían en los más importantes canales de difusión a los cantores pero al mismo tiempo iba tiñendo de un solo color a la tan variopinta producción de los trovadores
Vicente Feliú, un militante de la canción y el proceso revolucionario cubano, dijo en una presentación en la radio nacional que a los trovadores los habían trepado mucho al “protestódromo”.

Bajarse de ahí a estas alturas es una quimera, aunque verdaderamente el discurso trovadoresco de hoy ha ido dejando a un lado lo social para regodearse en el aire marchoso de sus temas o en asuntos amorosos.
silvio-rodriguez
Los medios, sin dudas han arrebatado gran parte el buen camino de la Nueva Trova cubana, tanto es así que muchos hasta tratan de quitarse de encima la posibilidad de ser trovadores. Yusa lo ha asegurado una vez, no es trovadora y otros al estilo de Luis Barbería prefieren pasar por cantautores aun cuando se les incluya entre los trovadores de la peña de Trece y Ocho.

En fin que los trovadores más añosos han quedado para fechas muy marcadas, Pablo ni siquiera luego del affaire último se salva y de ese modo la Nueva Trova se divorcia un poco de su gente: No sé si cambie este hecho. Ya una vez hablando con algunos investigadores la mayoría desaprobaba la difusión de los productores radiales y televisivos cubanos con respecto a la Nueva Trova, pues como dije solo hay que tener alguna fecha marcada para escuchar a Silvio un tema tras otro citando serpientes que aniquila para verlas multiplicarse como un necio que pregunta ¿Qué se puede hacer con el amor?

Anuncios