Archive for 28 julio 2013

Buena Fé y Sosa, mucho en común en El Salvador

Sosa y Buena Fe en la radio

¿Cuánto hay de común en estos guajiros, uno del Segundo Frente, los otros de Guantánamo, universitarios y cantores que apuestan por los versos y los reversos de la Cuba de hoy?

Cuando Israel Rojas y Yoel Martínez irrumpieron en el panorama musical cubano, luego de ir contracorriente y asomar pop donde otros imaginaban guitarra a lo Silvio, ya Eduardo Sosa era reconocido en Cuba por títulos grabados con su dúo Postrova, el dueto era tan respetado que llegó a participar en un cumpleaños de Ana Belén e irse ambos, Sosa y Ernesto, con la mujer de Víctor Manuel al estudio y grabar ¨La Cleptómana¨.

En 2001 Buena Fe grabó un fonograma titulado ¨Déjame entrar¨. Había casi de todo ahí: son, balada, bolero y pop y una cercanía a los comunes vendedores que asustó a más de un apocalíptico. No faltó quien arremetiera contra ellos o quien asegurara, (algo no desatinado del todo) , que lo hecho por Israel Rojas y Yoel Martínez era camino recorrido por muchos como Santiago Feliú y Donato Poveda, pero los muchachos siguieron ahí, llenando estadios y vendiendo discos. Wikipedia dice que Buena Fe es la única banda cubana con cerca de 50 mil seguidores en las redes sociales. (1)

Pocos los defendieron, el público aplaudía en el delirio franco con que solo pueden las multitudes. Joaquín Borges Triana quedó casi como un franco tirador descubierto al decir que ¨ les recomiendo a las personas que traten de leer los textos que vienen adjuntos a los discos de Buena fe para que vean lo interesante, lo poético de los textos¨ (2)

Eduardo Sosa, por su parte, Mientras Israel y Yoel veían la puerta del gran público abrirse, recibió la noticia de la caída de las Torres Gemelas sin Ernesto Rodríguez. Lo que fuera el dueto heredero de Gema y Pavel o Cachybache quedaba roto.

Sosa garbaría por el 2004 el fonograma ¨Pasado los 30¨, un concierto en el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau que quedó registrado, pero en estudio grabó en 2007 el CD ¨Eduardo Sosa¨.
Ciertamente Sosa no alcanza la popularidad de Buena Fe, sin embargo, el bardo cuenta con un repertorio, casi desconocido de vigorosas canciones como: ¨Pasados los 30¨, ¨Spinetta me regaló un gato¨ o Noticias de ¨Holden Caulfield¨, otras piezas de un lirismo intenso y una voz calificada como de las más importantes de la canción cubana de hoy, en fin parque para que, bien manejada esa carrera, también llene teatros, amén de que al Gordo le va bien con su canto y un público fiel.
Portada del disco: Eduardo Sosa

Ahora las noticias llegan desde el Salvador, Prensa Latina dice que ¨Buena Fe y Sosa abarrotaron el jueves pasado el Café La T, en su primera presentación en San Salvador¨ (3)

El sitio El salvadoreño acota por su parte que ¨Con una fuerte ovación los salvadoreños recibieron a Israel Rojas y Yoel Martínez, integrantes del popular dúo cubano Buena Fe, quienes arrancaron los aplausos del público con temas como ¨Soy¨, ¨Déjame entrar¨, ¨Guantanamero¨, ¨Nalgas¨, ¨ Eres mi aire¨, ¨ Pi 3,14¨,¨ La otra orilla¨ y ¨Encueros¨, entre un amplio repertorio que cubrió buena parte de su discografía.

Lo asombroso es que según el propio sitio El salvadoreño ¨ A pesar de que esta es la primera visita de Buena Fe a El Salvador, sus interpretaciones fueron coreadas por el público quien constantemente solicitaba títulos de sus canciones.¨ (4)

Por estos días Eduardo Sosa y Buena Fe tienen en común el público de El salvador, unas canciones que apuestan por hablar de la situación de Cuba. Buena fe, ya dio a conocer su más reciente disco: ¨Dial¨ Sosa tiene bajo la manga una joya producida por David Álvarez titulada ¨Mañanita de montaña¨.

Además estos artistas son muestra de lo que quedara luego de la estampida de Trece y Ocho, un fenómeno sin estudio profundo aún, ese tiempo en que casi la totalidad de los trovadores cubanos decidiera trabajar fuera, dejando un espacio que no pudo llenar aquel grupo llamado¨la Rosa y la Espina¨ pero preferimos hasta ahora citar las bonanzas comunes de estos orientales, quienes muestran cuánto puede hacerse lejos de la Habana, digamos en Guantánamo o Santiago de Cuba o incluso en El salvador.

(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Buena_Fe_%28d%C3%BAo%29
(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Buena_Fe_%28d%C3%BAo%29

(3)http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1712611&Itemid=1

(4)http://www.5septiembre.cu/index.php?option=com_k2&view=item&id=50832:salvadore%C3%B1os-aplauden-a-trovador-cubano-eduardo-sosa-y-a-d%C3%BAo-buena-fe&Itemid=502&lang=es

Vivanco en México

William Vivanco
Días en casa , guitarra en mano; escribiendo y escribiendo de manera casi furibunda, lo vi en eso, como hace mucho, de un tema al otro, dándole mil vueltas a una idea como en aquel tiempo en el que la calle Mejorana hervía bajos sus ojos.

Esta vez fue por allá por San Lázaro , en su nuevo palenque habanero, entre pinturas propias y amigos. No recuerdo si era el cumpleaños de alguien en particular, estábamos ahí y luego del primer añejo ya las canciones llegaban solas.

Ahora recibo el mail desde México y otros amigos me cuentan que el mismo changüí que escuchara en su casa lo cantó hace solo unas horas a Elito Revé y el guantanamero quedó sorprendido por la calidad del tema.

William viene preparando su disco desde hace bastante tiempo, ahora, me ha escrito que está rodeado de instrumentos y todas las condiciones para grabar: ¨ voy a estar un buen tiempo aquí¨ me escribió¨ ¨y pienso maquetar todo lo posible¨

Vivanco tiene la invitación a trabajar con Congal Tijuana, un ensamble que estuvo hace muy pocos días en Guantánamo y Santiago de Cuba. Veremos que sale de todo eso.

El fin nacional de la mujer de Antonio

La tiran

por el balcón

a ver si se mata

a la mujer de Antonio

fusionada

moderna electrizante

la tiran

a la mujer de Antonio

y la aniquilan

con MATAmoros de Fondo de Bienes

vendido en CUC

y la mujer de Antonio

camina

así

rumbo

a $u ¨fin¨ nacional.

La bendita circunstancia de Virgilio por todas partes

Virgilio
¿De quién sería amante hoy Virgilio Piñera? , con la bendita circunstancia de la tolerancia asomada en muchas partes, tímida quizá pero con nombre de peso, la tolerancia en Cuba, la misma de aquel quinquenio que algunos llaman década, que algunos no llaman gris sino negra. Virgilio en su carretera con los espejuelos de miope y sin el tacón jorobado, sus trajes alquilados para lograr un par de números de una revista literaria: ¿Quién sería? Pregunto, el amante.

¿Absurdo? Es que a Virgilio se le ocurrió vivir de la literatura en un tiempo en el que había que pagarse los libros, preferir a los hombres en su vida y escribir sobre seres que paren la muerte, sitios en los que se come la carne de las nalgas, filetes para espantar el hambre de cuerpo con el cuerpo. Absurdo, piensan algunos, tener de enemigo hasta a Borges y Lezama, ser la cabeza negadora, vivir en pequeños apartamentos, carecer de sueldos fijos, exiliarse antes y no partir después.

¿Genio? este flaco traducido y traductor, contado y cuentero de estirpe y poeta y ensayista de altura, este renovador de las tablas quien ha traído calor con su Aire Frío. Dice Antón Arrufat que Virgilio vivió quizá su mayor tranquilidad cuando Rodríguez Feo, el mecenas alejado ya de Lezama lo prefirió para su Ciclón, pero luego ya silenciada esa ventisca fue el finado Caín quien le abrió las puertas en Lunes de Revolución, hasta que llegó el tiempo que cité hace unas líneas, aquellos momentos en que un homosexual no tenía sitio en las ¨alturas¨.

Pero como por desquite ha llegado Virgilio y está en las salas de teatro y se publican sus textos, con el centenario se recuerda al origenista, quizá uno de los más exactos relatores de la cubanía, Virgilio el homosexual y genio marginado, ahora se adueña de multitudes de esos quienes aman los libros, para suerte de la isla en peso tenemos por estos días la bendita circunstancia de Virgilio por todas partes.

Vanito Brown, una pelea cubana contra el desarraigo

Vanito Brown

Desarraigo, que palabra tediosa, y vuelvo a ella cada vez que reencuentro el sonido de los músicos que han dejado el aire hinchar sus velas, quienes escogieron dejar la isla y poner a crecer la vida en otra parte.

Desarraigo en los papales de periódicos añosos, en la prepotencia de uno y otro, desarraigo imposible en muchos versos que le escucho a cantores aquí y allá ¿Cuál habrá sido el desarraigo de Bebo Valdés, a quien incluso le negamos créditos de esta parte, con su disco ¨Juntos Para Siempre¨? O a quien casi ni se nombró cuando estrenamos la película dedicada a su persona y que Frenando Trueba llamara ¨Chico y Rita¨.

¿Desarraigo el de Celia Cruz? Hoy la palabreja renace, agarro el término y lo pongo ante uno de los grandes compositores de este tiempo, Vanito Brown, y lo dejo hablar, escucho.

El Desarraigo según Ihosvani Caballero

Desarraigo es una palabra que tradicionalmente se ha asociado con la desgracia de perder identidad y raíces y viene de ahí, una planta si la sacas de la tierra muere porque necesita nutrirse.
En el caso de mi generación los que hemos salido a crear y a vivir fuera, yo creo que más bien lo que ha sucedido es un trasplante de esa raíz precisamente para que no muera y el trasplante se hace para mejorar frutos, es por eso que más que desarraigo lo que hemos sufrido es un proceso de trasplante de las raíces y luego estas se han fortalecido y han seguido dando frutos.

No he visto a nadie que haya salido de Cuba y no le haya valido mínimamente la pena, cuando tienes al menos algo que contar ya ha sido válido, quisiera añadir en todo caso que los seres humanos tenemos piernas, y las usamos o se nos atrofian, ya que estamos hablando en sentido figurado.

¿Cantar en Cubano?

Las canciones que hago las escribo pensando en quien las reciba, ya que estoy emitiendo. Nadie habla para nos ser escuchado o contra la pared a menos que esté loco, frente a mi tengo mucho tipo de público, imagínate tú que tenga que hablar en el modo de cada uno para poder comunicarme; no, tengo que hablar desde mi intelección cubana.

Mis canciones son típicamente conversacionales , bueno quizá lo he hecho con toda intención , yo creo que en todas mis canciones hay un tete-a-tete con quien las recibe y no me parece que vaya en contra de lo que suele consumir el público cubano, la canción no es solo poesía o solamente música, siempre lo he dicho: es una conjugación de ambas cosas que se convierte en una tercera; uno más uno da tres en este caso y responde a esta naturaleza fractal de que un hombre más una mujer da una tercera persona y en la música es un poco lo mismo, no es solamente la palabra, es una conjugación de muchos lenguajes sonoros y el público lo recibe , según le guste , de hecho muchas canciones que escuchábamos de niños no sabíamos de qué venían , pero nos encantaban, no importaba lo que las contuviera.
Habana Abierta

Cuando hay cubanos me pongo más nervioso

Llevo 16 años actuando para todo tipo de público y estar en pie todavía haciendo este tipo de música creo que habla mejor que yo de mi trabajo, de hecho no he podido parar de hacerla porque me sigue dando resultado y el público me lo pide.

Ante el público cubano me siento comprometido, sobre todo en la medida en que yo también soy cubano y es un compromiso prácticamente con uno mismo porque se comparten maneras de percibir las cosas, de sentir la música de percibir y sentir la realidad; compartimos una esencia, es un placer siempre tocar en casa, ser escuchado por los tuyos.

Cuando viene público cubano a mis conciertos fuera de Cuba es una especial referencia la que hay con esa zona de la audiencia porque ahí, caramba hay alguien que me entiende mejor que nadie, cuando hay cubanos me pongo más nervioso porque es el último al que quiero decepcionar.

El público cubano al de Habana Abierta y al de Vanito le debo mucho agradecimiento porque gracias a ellos nuestra música sigue viva.

Cambiar la mentalidad de un sospechoso habitual

6983240094182782
¨Quitarlo del puesto¨, porque cuando eran los ochenta bailaba Break Dance y tenía un arete y el pelo largo y era feliz, no confiable; y pasaron los años aquellos y el Mariel, y la sal, y el perdón, y las mariposas, y los pintores, y la revolución en ristre.

¨A ese ni loco¨ y pasó a estudiar lengua extranjera, pero tenía los ojos rojos, un negro casi, de ojos rojos sospechoso impío creo, y le llevaron al hospital: ¨pínchalo carajo¨, y en la sangre no había cannabis, nunca hubo pero tenía los ojos rojos como un bistec, como el triángulo de la bandera y siguió de año en año cuando llegaron los noventa.

¨Todavía no está apto¨ e iba en bicicletas chinas de la infelicidad a la infelicidad, un día almorzó dos naranjas y una sopa de hojas desconocidas, preguntó si tendría sentido. Un orador dijo que no compraríamos nada a los vendedores ambulantes, y esos hombres traían la sal, el pan y unos cafés memorables; estudiábamos todos, el vendedor hoy sigue con la mano en alto y hace la guardia y sigue, el orador vive en Canadá; en invierno baja , dicen, a la Florida porque el frío espanta.

Cambiar la mentalidad y ya con cuarenta años y trabajando y trabajando sigue bajo sospecha, porque una vez bailó con la música enemiga, y sigue con los ojos rojos, un negro casi escurridizo y peludo, arriba la misma bandera, el país sitiado siempre, las condiciones excepcionales que conozco desde que vi la luz.

Cambiar la mentalidad y la cabeza es la misma, sospecha que el otro no anda bien con esa camisa extraña, sin cuadros la camisa desesperadamente aturdida que no se me acomoda en los ojos, pero seguimos bajo este sol, que a todos alumbra, en el mismo minuto y ni un viaje al Canadá ¿ que no hace falta? Porque no aburre el calor si están los hijos y la patria entra en el rojo de una mirada, que ya no puede bailar con Sugar Hill, pero se queja del amargo del pan y del tejado maldito, de la necedad y la impostura, de la canción torpe y el invierno importado y la pregunta de turno ¿cambiar el sueño o al soñador? Y otra vez, casi seguro, se vuelve a sospechar.

Los cultos analfabetos

moda pirci
No necesitaba que lo dijera Raúl; ni nadie, la ignorancia franquea la puerta, dobla por la esquina del médico, se amplia en la pizarra emergente, sale de la boca del locutor, se desliza por las reglas del arquitecto, parece estar en todas partes.

Hace mucho tiempo ya, traté de hacer un recuento arquitectónico de los edificios de mi comunidad y nada, el arquitecto del barrio me dijo que lo suyo era firmar licencias. No me lo creía, comenzaba en esto del periodismo y tenía fe en el MEJORAMIENTO HUMANO.

No necesitaba que estuviera en los periódicos, con solo revisar las listas de éxitos de programas populares uno se da cuenta, si antes se parecían a las más avanzadas sociedades, ya el olor es otro. Nunca olvidaré a multitudes emocionadas con una canción que decía: ¨Un hombre quiso mirarse por dentro y se sentó en el tronco de un árbol, no era filósofo sabio ni eterno… ¨ me aturde de ver tantos niños a mi alrededor tarareando que son locos sexuales.

Por eso coincido en lo dicho por Raúl, porque yo también tengo la sensación ¨ de que somos una sociedad cada vez más instruida, pero no necesariamente más culta¨.

Pero hay más, el propio presidente lo ha dicho en la Primera Sesión Ordinaria de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, y uno lo vive en la calle, y pasa con cuadros que ignoran a mansalva, inapropiados personajes que deciden el orden de los días y otras ilusiones perdidas en los vapores del periodo especial.

En una de las reuniones nuestras encontré que se sembraba sin analizar los suelos, y el analista inutilizado y al pie los FORUM y la ANIR y la ACTAF y todo funcionando, con diplomas en casa y eventos provinciales y los campos dando menos.

Por suerte ahora se habla de todo este asunto, sabido y analizado en el debate que en plena calle hemos plantado los cubanos y a sabiendas de que , como recordaría el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros ¨a esta Revolución no podría destruirla el enemigo, pero sí nosotros mismos ¨.

Lo citado en el discurso es como una recta de Vinent en sus mejores tiempos, se habla de que ¨se tolera como algo natural botar desechos en la vía; hacer necesidades fisiológicas en calles y parques; marcar y afear paredes de edificios o áreas urbanas; ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos inapropiados y conducir vehículos en estado de embriaguez; el irrespeto al derecho de los vecinos no se enfrenta, florece la música alta que perjudica el descanso de las personas; prolifera impunemente la cría de cerdos en medio de las ciudades con el consiguiente riesgo a la salud del pueblo, se convive con el maltrato y la destrucción de parques, monumentos, árboles, jardines y áreas verdes; se vandaliza la telefonía pública, el tendido eléctrico y telefónico, alcantarillas y otros elementos de los acueductos, las señales del tránsito y las defensas metálicas de las carreteras.¨

En fin una larga fusión de elementos que hacen de nuestra sociedad un lecho que necesita atención detenida, trabajo que vaya más allá de las consignas y los golpes, siempre los mismos golpes sobre la mesa, o que el tan llevado y traído cambio de mentalidad sea eso, un verdadero cambio y no otra consigna.

Por suerte en medio de estos problemas veo a mucha gente idea en ristre haciendo cuanto puede, en las reuniones de la Asociación Hermanos Saiz los ejemplos pululaban, sin embargo, en casi todas las provincias estos jóvenes se decían tratados como sospechosos, qué paradoja; pero ya lo dije, se hace público todo este desmán que nos tiene, esperemos los cambios, a ver si aprendemos de esos campesinos de Castilla de los cuales, al parecer Unamuno dijo: ¡Qué cultos son estos analfabetos!”