30009-fotografia-g

Uy! otra reunión de la AHS, ya no pude ir, y veo en la nómina de presentes a personalidades de quilates altísimos, veo en la foto de Juventud Rebelde al poeta Eloy Díaz, un escritor ¨polémico¨ y polemizador que en Songo- La Maya trata de poner arte en la mente de la gente común o arte común en esta gente extraordinaria, muchas veces no avisada, que hace tertulias por doquier como muestra de la necesidad de debatir que existe.
Otro debate ¿a camisa quitada? y la vida, como dice el bardo sigue igual, en la calle muy pocos con Aldo López Gavilán en el auricular, nunca un Joaquín Clerch, ni imagines a Silvio Rodríguez y ¿Word Music? ¿Y ese bicho qué es? ¿Sigfredo Ariel, un mambí?

¿Dónde nos habremos metido? ¿Qué ha pasado? Un grupo de jóvenes se reúnen con nombres insignes ya no de la cultura sino de la dirección del país y como dice el popularísimo cantor: ¨los amores prohibidos son más intensos que los permitidos¨, lo digo porque mientras eso pasa veo como, otros insignes personajes distribuyen los bodrios que llegan en ¨los paquetes, ¨ y no hablan de otra cosa que de ¨La Patrona¨ o ¨La Belleza Latina¨ y las otras maravillas y no es que se haya prohibido nada que conste, al contrario.

Afortunadamente se reúnen los directivos a buscar una solución, yo también pienso que no hay que ¨hacer leña con todo y la palma¨ pero me duele saber, sobre todo porque vivo en La Cuba profunda, que ¨El problema vital es el alma¨

Miro la foto de Juventud Rebelde donde se reseña la reunión y al trabajo de José Luis Estrada y leo las preguntas del poeta Yunier Riquenes ¿Hacia dónde va Cuba? ¿Cómo la pensamos? ¿Cómo participan los jóvenes en la construcción de su país? ¿Cómo son o serán nuestros hijos? ¿Les interesa su país y su cultura? ¿Cómo serán si no leen, si no se incentiva la cultura? ¿Cuáles serán sus profesiones? ¿Cómo serán como profesionales? ¿Cómo los atraemos con propuestas culturales y educativas? ¿Qué les proponemos?

Ta´ durísimo el tema, y soy de quienes van por todas partes a hablarles de Martí y Habana Abierta, De Vallejo o Padura o Sindo y Calle Trece, de Cabrera Infante, Arenas o Wichi Nogueras, con una energía que aún no cesa, pero viendo cómo algunos de los más puritanos se pasan las nimiedades que semana tras semana llegan del más allá y paso de ser un promotor cultural a un tipo sospechoso. ¿Me analizarán por leer a Guillén? Ojalá que no se les ocurra ponerme ¨Fuera de Juego¨ yo seguiré apostando por la cultura cubana, por el mejoramiento humano mientras tenga vida y no se me extinga la fe.

Anuncios