Osmani García
¨Ojalá y el Chupi chupi no trascienda para que las nuevas generaciones no tengan que escuchar Yolanda con Dinero o pasmao¨ me escribía un amigo, recibí el mail en medio del vaivén por las discusiones en la UNEAC en torno a lo que suena en Cuba. Me remito a las opiniones de Tony Pinelli, un verdadero conocedor del sonido cubano.

La Bruja, el jineterismo y el Songo ¿Qué estaba mal?
Yo pienso que cada cosa tiene que analizarse en su justo medio, uno no puede partir de un rasero, de un segmento de público que tenga mayor acceso a una letra u otra, se trata de legitimidad de la pieza musical en cuestión , La bruja , por ejemplo ese fue un testimonio de un problema grave que era el jineterismo y creo que eso sirvió dentro de un marco en el cual funcionaba , en los cabarets como El Riviera, El Palacio de la salsa; esos son hechos que con el paso del tiempo se pueden analizar muy bien, ahora mismo se le ha dedicado a Arsenio Rodríguez el Encuentro de coleccionistas de música de Nueva York en el New York Hilton dentro del marco del Congreso mundial de la salsa. Yo le hice un disco como productor con las figuras más importantes de Cuba por su centenario y Rolando Almirante le ha hecho un documental hermosísimo, y mira Arsenio en su tiempo decía: ¨En la puerta de tu casa sentí que se me paraba. Tu reloj Pastora, tu reloj ¨ y hoy se ve como un clásico, y es verdad que lo nuevo siempre trae críticas con razón o sin ella, recuerda la Nueva trova, más criticada no pudo ser, pero voy más allá, muchos músicos distinguidos calificaron el filin como algo extranjerizante, como le pasó a Formell con Los Van Van con el changüí shake y el songo es cubanísimo y ha adaptado al sonido nuestro elementos foráneos tal y como hizo Arsenio con la renovación orquestal de 1940.

Los funcionarios
Hay un problema que es fundamental, el arte legítimo tiene que ser reflejo del ambiente social, al menos que se reflejen algunos sectores. A un individuo como yo que tiene 65 años el reggaetón no le llama la atención , pero por algo tiene el poder de convocatoria que tiene, todas las cosas hay que verlas en su justo medio, ahora cuál es el problema que no es un arte digamos más loable o conveniente para el desarrollo de la sociedad , ese es otro asunto, mira hay boleros muy malos y sones con letras irrespetuosas , hay de todo, pero no se puede demonizar un género sino lo mal hecho dentro de ese género y sobre todo lo mal publicitado, lo mal manejado . Nuestro país tiene un problema que es que estamos acostumbrados a acatar todo lo que viene de la dirección del país, como quiera que sea, como estamos en una lucha contra el país más poderoso del mundo hemos tenido que obedecer un solo criterio para salir adelante, eso ha traído como consecuencia que a veces los funcionarios no tienen las más correctas decisiones.

¿Matar al reggaetón?
Ahora mismo se habla de controlar al reggaetón , dejen tranquilo al reggaetón ,cuando tenían que cuidarse era hace ocho años pero a esta altura me parece tonto, lo que hay que darle más oportunidades, mas promoción y apoyo a la gente que está cantando lo que la sociedad y sus especialistas consideran lo mejor , mira te pongo por ejemplo a Yaima Sáez, yo la había oído y celebré su voz de contralto, es una mulata hecha a mano, participó en el espectáculo Amigas del Carlos Marx y ya le llegaron los contratos y todo eso, los artistas nuestros triunfan tarde cuando ves a un joven triunfar ya tiene 30 años , ese no es ya un joven. Eso es lo que creo que hay que hacer, buscar espacio a los otros.

Anuncios