Como si no fuera ahora más ruin el paisaje

sin esos mástiles que nos hacían diferenciar la costa del horizonte

sin esas manos que habrán de borrarlo todo.

 

Si las barcas no hubieran sido tu delirio

si hubieras sabido escoger entre esta solidez y el agua

ahora no serías ese cuerpo maldito

esa pútrida carne devorada por los peces

esa falsa maldición de los amigos.

 

Si hubieses buscado en mi el perdón la tierra firme

la invisible humedad el desconcierto

si las barcas no hubieran sido tu delirio.

Anuncios