Luis Enrique Muñiz

Ya sea por KO o por decisión de los jueces el Concurso Adolfo Guzmán perdió la pelea  y  uno  se aleja de figuras de primerísimo nivel, se queda sin mucho sonido.

Luis Enrique Muñiz es uno de estos creadores. Asentado en Venezuela el compositor fue ganador del Adolfo Guzmán con ¨La última canción de Ana¨. Este autor perteneciente a la llamada generación de Trece y Ocho resalta por su cualidad de mezclar las esencias trovadorescas con las novedades musicales de hoy, asunto localizable también en otros como Julio Fowler, David Torrens y otros encomiados seres quienes instalan la maravilla detrás de la guitarra.

Por esas suertes tecnológicas de hoy pude hablar con Luis Enrique Muñiz sobre su música, el modo de colocarla en los mercados y otros temas que aquí ya exponemos.

Rogelio Ramos: Hay espacio en Venezuela para la trova o la música alternativa?

Luis Enrique Muñiz: Realmente ,no mucho, ahora mismo hay un grupo de músicos que tienen un proyecto que se llama ¨La movida Acústica Urbana¨, que es muy interesante pero está más orientado a la música instrumental: Una mezcla de la música venezolana con jazz, pero en la cancionística no hay muchas propuestas interesantes

R R  ¿ y los grandes a lo Pablo o Silvio . Se escuchan?

L E M:  Poco, la gente joven no los conoce, salvo muy raras excepciones.

R R : ¿Cómo haces para colocar tu obra en esa nación y en el contexto sonoro que conoces?

L E M: Hago un trabajo de hormiga, he tenido la suerte de escribir canciones para artistas importantes en la movida alternativa, eso ha posibilitado que mi obra se conozca en ese ámbito que suene en la radio, algunos de estos artistas que te hablo son Guaco (Son como los Van Van en Cuba) , Cabijazz una banda de reciente formación pero que son una referencia musical obligatoria en Venezuela.

Yo escribí cinco  temas de su primer disco, y voy a escribir para el segundo también. Escribí todas las canciones del disco de Vielka (Ex vocalista de Cabijazz), que tuvo excelentes criticas. Aún así es muy difícil, soy conocido en esa movida alternativa, pero para el gran público soy un total desconocido.

Grupo Guaco

R R : Los temas que tocas responden a un modo de hacer y hablar muy cubano ¿No le temes a la incomprensión?

L E M:  Yo formo parte de la generación de Habana abierta, creo que a todo nos ha pasado, nos aferramos a la cubania que es nuestra esencia aunque incorporamos formas del decir de los países donde vivimos, en el arte los códigos no se comprenden siempre en su totalidad, pero creo que se capta lo esencial, por ejemplo el tema ¨Oleo a una mujer con bikini¨ que es un tema bien cubano, la grabó Guaco, la grabó Cabijazz, y la grabé yo en mi disco.

Cabijazz lo usó como sencillo de su disco, y funcionó mucho en la radio y en los conciertos,  la gente se engancha, aunque hay algunas zonas donde el código resulta difícil de descifrar, creo que captan lo esencial y perciben la energía que produce la música

R R Muchas veces te mueves en una zona en la cual el pop y la trova convergen , otras suenas cercano a la música más ligera ¿ Sigues considerándote un trovador?

L E M: Sí, esencialmente, incorporo todo lo que me funciona para comunicar de mejor manera mi discurso, hacerlo más expresivo, contamos historias, los arreglos, la producción musical funciona como la banda sonora de esa historia, siempre busco un rigor en el texto y que la música me satisfaga, algunos resultados son más satisfactorios que otros, yo demoré bastante en hacer mi primer disco, fue muy agotador el proceso, pero el balance general me satisface bastante.

R R : ¿Qué opinión te merece el que algunos llaman exceso de estribillos en detrimento de los textos más elaborados?

L E M: Yo creo en la diversidad, hay público para todo, creo que cada uno es libre para decidir la música que quiere hacer, y tratar de abrirse un espacio, tiene que ver con la formación que se tenga, estoy seguro que Luis Miguel está convencido de que la música que él hace es la que es, y le sale de manera espontanea porque cree en eso.

Lo único que me molesta es que falta contrapeso en la balanza, los medios promocionan cosas de muy mal gusto, se subestima mucho al publico. La música de Silvio es considerada en algunos contextos como elitista, sin embargo,  en Cuba se convirtió en un fenómeno superpopular y eso se trasladó a otros países.

Sería interesante que los medios promocionaran propuestas con mayor rigor estético, pero en sentido general no hay mayor interés en hacerlo por razones económicas fundamentalmente. El panorama es triste.

R R : Le ves futuro a la canción de autor.?

L E M: Sí, creo que se seguirá haciendo canción de autor, las producciones independientes son una vía, y habrá que encontrar la manera de agrandar los espacios , nos toca a los artistas encontrar la forma, y creo que la gente lo agradecerá porque en esta suerte de reguetonocracia que estamos viviendo, embellecer la vida de las personas es una manera de hacer revolución.

R R :¿También en Venezuela se impone el reggaetón?

L E M: sí, es lamentable porcentualmente el reggaetón ocupa como el 80% del la oferta de los medios, siendo bastante conservador en el cálculo.

Dúo Gema y Pavel.

R R : Mira , frente a ese mercado se han roto proyectos al estilo de Gema y Pável y hasta Habana abierta ha quedado en cuatro integrantes pero insistes en las alternativas. Hablemos un poco de esa generación tuya y el modo en que enfrentan el mercado.

L E : Es difícil el mercado para nosotros, pero el mercado existe para bien o para mal, y hay que seguir buscando la aguja en el pajar, Habana abierta tuvo la oportunidad de hacer discos para trasnacionales, trataron de hacer una propuesta que encontrara un espacio , pero el contraste es muy fuerte, estoy seguro que BMG no le apostó a Habana abierta como a otros proyectos de su catálogo y los discos no se venden solos, fue importante que grabaran con BMG porque quedaron soportes sonoros de altísima calidad en cuanto a sonido se refiere, no fue así con Habana oculta que se grabó en condiciones precarias y se nota la diferencia de sonido.

Terminó la aventura con BMG y vino Calle 54, el disco Boomerang tuvo más promoción, hicieron conciertos en Estados Unidos, pero hasta ahí, ahora están grabando independiente, siguen insistiendo. Hay que seguir buscando la grieta, va a ser difícil llegar al “gran publico” es absurdo pensar que Gema y Pavel lleguen a vender tantos discos como Camila, o cualquier otro artista pop de moda, pero se han abierto un espacio, y hay gente que los sigue.

Omar Mederos llama a los seguidores de nuestra música , minorías mayoritarias. Creo que hay un público para lo que hacemos, habrá que ver si se suman más promotores a impulsar esa música, cuando se promociona tiene éxito quizá no al nivel de otras propuestas más complacientes, pero es sustentable. Los ejemplos son muchos: Jorge Drexler, Sabina, Fito, solo por nombrar algunos, cada uno con sus características.

Lamentablemente prevalece la relación costo beneficio, por supuesto que es mas rentable grabar un disco de Reggaetón o de música ligera que no requiere de competencias previas, por tanto es más fácil de vender, pero podría encontrarse un equilibrio, aunque está más que claro que las trasnacionales no van a buscarlo.

Habana abierta

R R D: Me gustaría cerrar un poco con una cuestión manejada bastante por algunos. El desarraigo. Ustedes todos siguen respondiendo a códigos muy cubanos. Es que Cuba es el mercado natural de lo que hacen y le pasa lo mismo a Boris Larramendy que a Luis Berbería o cualquiera de los otros. Estar lejos realmente hace revivir ese sentimiento,  la cubanía como idea, como esencia humana digamos?

L E M: Todos nosotros nos formamos en Cuba musicalmente, en la música cubana establecimos nuestras coordenadas estéticas, tratamos de trabajar los ritmos cubanos desde otros presupuestos , buscando frescura en los textos sin renunciar a la poesia, esa fue la columna vertebral de nuestro trabajo, cuando fijamos residencia en otro país, nos aferramos a esa esencia, a esa identidad, aunque incorporas elementos musicales de los lugares donde vives, desde Cuba ya incorporábamos elementos estéticos foráneos, había mucha fusión en la música de todos, de manera que era natural para nosotros, nuestra música es mulata, mestiza, de modo que estas nuevas fusiones se dieron de manera muy natural de manera muy armónica en el trabajo que veníamos haciendo.

Creo que yo no pertenezco a Cuba sino que Cuba me pertenece, soy un apasionado por la música cubana, cuando voy a Cuba es una inyección de inspiración, y extraño muchas cosas, el Malecón las descargas, las peñas, porque acá no las tengo, estoy siempre pendiente de lo que sucede en Cuba musicalmente.

La música cubana es mi idioma y lo seguirá siendo, escribí una canción de nostalgia por la Habana estando en Cuba. ¨La canción hace piruetas por la madrugada, valga la guitarra, válgame caramba..” Habanera suelta,  se llama. He  escrito canciones , a la Habana desde acá, “En la Habana las mulatas van matizando el paisaje, nos va zarandeando el alma, de sus cuerpos el oleaje, me enamoran la canción ,y no pierdo el chance……...” Esa se llama Mulatitud.

La Habana está conmigo siempre, Cuba también, creo que esa cubania es lo que nos hace particulares y le da un sello a la música que hacemos, con puntos de contacto entre todos independientemente de donde vivamos, pero también con diferencias sustanciales entre todos. Esa confluencia y diversidad al mismo tiempo, creo que es la principal característica de nuestra generación musical.

Anuncios