Imagen

Eduardo Sosa

Tres discos con la empresa cubana  Colibrí son la propuesta de trabajo de Eduardo Sosa para los próximos años, vuelve El Gordo luego de un silencio discográfico que naciera desde su obra homónima de 2007 que apareciera con la citada disquera.

Sosa quien fundara junto a Ernesto Rodríguez el Dúo Postrova  en el 1997, grabó un fonograma en solitario para el Centro Pablo de la Torriente Brau  bajo el título de ¨Pasados los 30¨, un compendio de composición en los que,  por suerte cuento canciones que escribí junto a este guajiro nacido en Segundo Frente, Santiago de Cuba en 1972.

El Gordo grabó además el fonograma Postrova, una obra que pintaba  grande y quedó a medio camino, con Emilio Vega como productor e invitados al estilo de José Luis Cortez, El Chino Verdecia, Emilito del Monte, Cesar López y otros ilustres músicos.

De Postrova quedó inédito otro fonograma absurdamente engavetado por EMI titulado ¨Para alejar la trsiteza¨, en ese disco gestionado por el gallego Ceju Monzón, cantaba la mismísima Ana Belén y  fue producido por Rosa León, una felina traída de Europa para amansar el talento de Sosa y Ernesto, dos guajiros dispuestos a comerse el mundo a fuerza de requinto y guitarra,  unas voces de empaste casi perfecto y versiones  que se apropiaron de sones tradicionales y sutiles blues.

Imagen

Postrova

Ahora Sosa trabaja en la maqueta de lo que será el primero de los tres fonogramas para Colibrí, según me ha dicho, es David Álvarez el productor de este disco que tendrá un corte tradicional, lleno de sones y con invitados al estilo del Changüí Guantánamo.

El segundo disco, aseguró el autor de ¨Claudia vendrᨠ incluirá canciones inéditas y el último versiones de clásicos en el que aspira a grabar obras como: ¨Un vestido y un amor¨ o ¨Lucía¨. Eduardo Sosa asegura que tiene planes de grabar otro fonograma, quizá independiente, donde incluirá algunos de los duetos vistos en el programa ¨La Descarga¨ de la televisión cubana.

Anuncios