Si no vio nunca a Cándido Fabré actuar en vivo se ha perdido un gran espectáculo. Este hombre logra tal empatía con el público que amanecen juntos en una comunicación estremecedora.

He visto a miles de hombres y mujeres quitarse la camisa, lanzar cerveza al aire, agacharse al unísono bajo las órdenes de este improvisador nato, quien con una voz  ronca y casi inapropiada para cantar, sabe hacer de cada minuto sobre escena un sitio para dialogar con su gente.

Por si fuera poco, sus sones han sido cantados por Celia Cruz, Isaac Delgado, Los Van Van, Maraca, Yumurí, Los jóvenes clásicos del son y hasta Gilberto Santarosa ha compartido largos momentos de improvisación en medio de calientes escenarios salseros, pero dejemos que sea el mismo Cándido Fabré quien haga la historia.

Imagen

 P: Cándido se le ha versionado mucho: Yurumí, Los Jóvenes  Clásicos del Son, Los Van Van ¿Cuál es la versión que más le gusta?

CF: Me han hecho muchas cosas interesantes en el mundo, cuando he escuchado a Oscar de León, al Canario, Celia Cruz, la Orquesta Aragón, Yurumí, Isaac Delgado, La Charanga Habanera, Pedrito Calvo, pero me parece que la versión mejor hecha de Cándido Fabré para Cuba y el mundo ha sido aquello de  “ Córranse ahí” que hizo la señora Celia Cruz,   aunque no dejo de mencionar lo que hizo El Canario con “ A la hora que me llamen voy” y sé que hay otros como Los Van Van,  Pupy, Paulo FG, Bamboleo, Maraca y todos esos grandes me versionan, me  alegra no solo destacarme como improvisador sino también como creador.

P: Versiones y también escenarios compartidos con muchas personalidades.

CF: Para mi lo máximo de la salsa por la historia que tiene es El gran combo de Puerto Rico y he estado con ellos, también Oscar de León y ese me ha demostrado muchas veces su cariño, y ese señor que se llama Gilberto Santarosa un ídolo de la salsa y seguidor de mi estilo, tanto que una vez me dijeron  “ Cándido te tenemos aquí de material de estudio” .He hecho tantas cosas interesantes con los hijos de Bob Marley por Europa, hemos estado en muchos sitios importantes  con Cuco Baloy, Altamira Banda Show, Las Chicas del Can, Wilfrido Vargas, Los seis del solar y una cantidad enorme de artistas y tenemos el privilegio de quedar ahí, porque cerramos muchos conciertos y mucha gente se queda para ver a Cándido y eso me alegra porque hay quien dice “Yo estuve en un auditorio con 50 mil personas” pero después viene Marc Anthony y uno se pregunta por quién vino esa gente por mi o por Marc Anthony pero cuando tienes que cerrar el espectáculo y la gente se queda hasta el final es porque han venido por ti.

P: Cándido Tú eres un gran improvisador ¿Quién te ha hecho más fuerza en el escenario?

CF: Bueno si tú supieras a mi me encanta el reto, algunos  de los que mejores lo hacen son Gilberto Santarosa o Víctor Manuel, pero esa gente dice que siguen mi estilo, que tomaron el estilo de mi, todo el mundo sabe que cuando salió el programa  “Mi salsa” y cuando entré, muy joven a la Original de Manzanillo la gente improvisaba pero en otra onda, muchos imitaban a Oscar de León diciendo “sabrooooso, ¿cóoomo?, mi gente”, pero eso de hacer una narración, un diálogo musical en un estribillo como si fuera un discurso con rima,  cadencia y poesía, eso lo inventó Cándido y luego surgieron otros como Jorgito el  de la Unión Sanluisera, Paulo FG ha aprendido.

Hay gente que lo hace muy bien pero a mi me gusta el gardeo  me gusta sentir presión, cuando canto con otras orquestas aunque no todos son improvisadores me gusta sentir la amenaza, cuando canto con la gente de  La Charanga Habanera ,Pupy o Los Van Van me siento bien porque me gusta la presión , yo creo que un buen artista cuando no está nervioso ante su trabajo no anda bien , me gusta sentirme acorrala’o y ahí salgo mejor, yo soy Cándido y he tenido que guayarla duro pa ser el que soy el hijo e Sixta el mismísimo Cándido Fabré .

P: Usted mencionó el programa Mi salsa y a Paulo FG .Es leyenda ese espacio, sabemos que se ha visto incluso en Estados Unidos ¿Es cierto que ahí surgió rivalidad con Paulo FG?

CF: Claro que la recuerdo. Yo creo que ese programa fue un motor impulsor para muchos que en alguna ocasión se dedicaron a la improvisación pero que luego hicieron sus agrupaciones. Yo creo que a Paulito, El Muso, El Indio , El Padrino a toda esta gente que estuvo allí el camino se le fue abriendo, en algún tiempo pensaron que había conflicto entre Paulo FG y yo, y no. Yo tengo el orgullo de haber sido jurado  en un festival de Varadero cuando la gente no conocía a Paulo, él fue a  cantar para ver si entraba en la orquesta de Adalberto Álvarez, tenía que cantar  ese estribillo que dice “Ay mamá, me muero de ganas esperando que venga el fin de semana” El fue el primero que cantó eso en Varadero, él me dijo quiero que me escuches y ya yo era popular, lo escuché por la noche, el estilo no coincidía con Adalberto, esa misma noche Adalberto como quien dice, lo batió y yo le dije. “Tú cantas bien pero tienes un estilo que no encaja ahí”,  pero puedes estar con otro, luego lo vi en el Dan Den y le recordé  lo de aquella noche, después estaba con Opus Trece y él me dijo  “Tenías razón”, fue en ese tiempo  en el que cantamos en Mi salsa, por fin el hombre está ahí con su Élite y me respeta, yo  soy admirador de todo el que hace cosas buenas.

P: Cándido, yendo a su origen no me queda muy claro lo de la original y usted.

CF: Ya lo he dicho varias veces incluso en un libro que me hicieron que se llama “Que baile todo el que pueda” pero lo voy a repetir. Cuando yo cantaba como solista en el grupo Samuray en Palma Soriano y me presenté como compositor, había salido Manolo del Valle de la Original de Manzanillo  y había decaído, y yo como en un pensamiento casi infantil me imaginaba a Eduardo Rosillo presentando mis números pero nunca que fuera en mi propia voz, no pensé que se abriera tanto el camino y cuando me le presenté a Pachi a él le gustaron mis canciones y él me dijo “Mira si lo cantas tú hacemos los temas”. Fui  a Manzanillo y montamos  un tema que se llama Guardián del Caribe que dice: “Si se tira el tiburón, se lo come mi caimán…”Y  me fui con la Original pensando que era por unos meses y la verdad es  que duré diez años y fui el compositor de casi todos los temas e inyectamos una nueva sonoridad y creo que revolucionamos la Charanga e hicimos algo para Cuba y para el mundo. Tanto es así que casi nadie olvida ese estilo y números  como: A la hora que me llamen voy, Candito no seas travieso, El Sombrero de yarey, Chacumbele e infinidad de temas que todavía suenan, yo vivo en Manzanillo, tengo aquí mi esposa y mis hijos, aunque mis dos hijos mayores son de San Luis. Estoy en Manzanillo porque este pueblo me quiere y cada vez que canto es una buena noticia.

Como en  sus improvisaciones Cándido Fabré no se detiene ante pregunta  alguna,  suelta con total desenfado su palabra e imbrica lo mismo a grandes estrellas que a gente de pueblo. No hay duda,  este hombre sabe su talento y  parece  estar siempre a la altura de uno de sus más reconocidos estribillos: A la hora que me llamen voy.

 

Anuncios