Enamora el Amor de Haydèe

3997Cualquiera sabe que una Milanés tiene que tocar menos puertas en Cuba, pero igual el camino lleva tropiezos, por eso cuando escuchè a Haydée Milanés (La Habana, 1980) entrar a terreno de Marta Valdés sentí que  la muchacha había encentrado la ruta, lo confirmo ahora que (en el paquete) llegó un disco llamado Amor y la escucho acompañada de su padre.

La he escuchado casi siempre gustoso,  Haydee Milanès es de esas mujeres que uno sigue, pero ahora, ha tocado con toda su humanidad, y no porque venga en buena compañía. Haydée lo hizo, y lo hizo bastante sola; según ha trascendido. En lo que veo escrito sobre el disco Amor, fue ella quien eligió repertorio, arreglò y hasta guió, nada más y nada menos que a Pablo Milanès en las voces.

Hay en el disco  un racimo de canciones de Pablo Milanés. ¿Gran autor? Ni acotarlo, ¿Cantante? Debe haber pocos que sepan decir mejor, pero además esos arreglos minimalistas, de guitarras drums, bajo, alguna otra percusión hacen del disco un hecho solitario en la discografía cubana de este tiempo, con tendencia aparatosa.

El disco Amor parece ser lo justo para las canciones de Pablo, como en un susurro estos dos seres hablan del tiempo, el amor o el desamor, la derrota , la vida …Hay canciones que uno quisiera estuvieran en el  Amor de Pablo y Haydée, pero toda antología, aunque el disco no se jacte de serlo, es una sucesión de abandonos. En 11 tracks puede que no aparezca la verdad , pero aquí, al menos parece existir la de Haydée Milanés, su Amor por su padre, por sus canciones, por la Nueva trova contra la que alguna vez pudo revelarse.

Si en los anteriores discos Haydee buscaba aquí encontró, fue como volver a casa,  ella que se hizo acompañar del ubicuo Raúl Verdecia,Yandy Martínez en el bajo, Yaroldy Abreu en las percusiones y Enrique Plá en la batería, logrò un disco que se deja escuchar sin reproches, de seguido, segundo a segundo, ellos dos, sin alardes y sabemos que el tiempo pasa porque luego de una maravilla surge la otra. El amor de Haydè Milanés me da la idea de que el disco aún tiene algún sentido, no me hace falta hacer un playlist, su fonograma baja completo al alma, como los buenos amores.

 

Anuncios

A Bayamo por Buena Vista

20171020_113328

Juan Carlos Roque y David Rodrìguez. Fotos: Yàsser Landazuri

No pude ver la ventana donde  Luz Vázquez escuchò por primera vez La Bayamesa, es imperdonable, los camiones dejan poco tiempo entre uno y otro y fui a Bayamo solo a encontrarme con Juan Carlos Roque, a recibir de su mano el texto Como Cuba puso a bailar el mundo.

Me debo esa visita, como me debo ir hasta la tumba de Sindo, pero volverè. Bayamo seduce en mucho sentido. Nos fuimos mi càmara y yo desde la madrugada, recorrer casi 200 kilómetros, en camiones de metales tortuosos imita el sentir del mulo en el abismo, pero uno trepa con la inocencia controlada por el deseo, la gana de conocer y reconocer a grandes de la mùsica cubana, a gentes que escuchò en una radio de onda corta mientras el paìs se discutìa entre la nada y lo poco, por eso nos fuimos, mi camarògrafo y yo, mi amigo Arnoldo Fernández y su esposa,  unos pocos minutos a Bayamo.

Según los conocedores se podrìa llegar a Bayamo desde Santiago de Cuba en dos horas, pero los camiones suelen recoger en el camino y se demoran màs en esas màquinas de ningún confort, de modo que lo nuestro durò casi tres horas de camino, en medio de platanales y tierra sin sembrar, de gente vendiéndolo todo y nada, de hermosas escuelas y cementerios silenciosos con sus trazas de dolor y gris.

20171020_115829.jpg

Leyendo un fragmento de Còmo Cuba puso a balilar al mundo de Juan Carlos Roque.

Así que llegamos y tras un leve toque gastronòmico (excepcional en Bayamo)  atravesamos viejas calles cuidadas como pocas hasta Llegar a la Upec, poca gente aún y Juan Carlos Roque saliò al paso, poco tiempo y pasamos contenidos a una memoria para que sonara a Buena vista… la Upec de Granma es acogedora, fue poco tiempo, pero ahí el abrazo sabe a verdad pura, ojalà no pierda colores nunca.

10, 15 minutos, algo màs de la 11 y arrancamos, David Rodriguez Rodriguez iza la palabra, es Compay, Eliades, Omara , Aguaje, Juan de Marcos,  Rubèn …todos ellos y a toda Cuba le gusta entonces bailar, de Alto Cedro a Marcanè, De santiago de Cuba a Bayamo.

Poco tiempo y lo cubano desbordaba el 20 de octubre, estàbamos atrapados entre la presentación de un texto de Abel Prieto y la develación de una estatua de cera a Sara Gonzalez.

Jóvenes de guitarra en mano, un español, otros periodista: Progreso, Rebelde, Radio Bayamo todos en el mismo lugar, el libro de Juan Carlos  Roque enciende la chispa y unos y otros retoman la música cubana, uno es feliz en esa tierra del himno nacional, de la primera canciòn con tintes de cubanìa. Bayamo. Un sitio en Cuba donde por 10 CUC comen ocho personas con firmeza.

El dìa pasa factura. No pude ver la ventana de Luz Vázquez, ni la tumba de Sindo, pero he conocido gente preciosa, he recibido el libro Còmo Cuba puso a bailar el mundo de manos de su autor, leì allí fragmento para el público, esta vez màs que selecto, y he tenido uno de Los mejores días de 2017. Un año que  muestra una pinta horrible, llena de huracanes , terremotos y un tipo que no deja de escupir desde su ventana de Twitter, pero hay estos deslices de lo bello. Uno va a Bayamo y puede abrazar a gente que da la vuelta al planeta para hablarnos de cantores, de discos y entonces sabemos que la felicidad es posible, aunque se vaya , siempre va a volver,  tocar la puerta , como le hizo a estos añosos mùsicos que a los que a los 70 ,80 o 90 años mostraron Còmo Cuba puso a bailar al mundo. Gracias Juan Carlos.

Guardar

El Palòn divino, Freud y la empresa socialista

20170910_082505

Foto: Yasser  Landazuri

Leonardo Acosta sostiene que un hit musical llega cuando se le da al público lo que esperaba, según esta teoría millones de nacionales necesitaban que el reggaetonero Yosvany Sierre Hernàndez  dijera sus palabras y ahora la adoptan como discurso y la verdad el Palón Divino, esa pieza de ritmo pegadizo y monotonía estrepitosa, incoherente, obscena;  se escucha en todas partes, casi todo el tiempo.

A mí en lo particular me importara poco si no fuera porque los seguidores de Chocolate han  hecho ubicuo el tema. Una cosa es que le guste al médico el Palón… y otra que lo saque en la consulta, que le guste al guagüero y lo plante  en los pasillos del ómnibus, que lo prefiera el maestro y lo explique en su clase. El Palòn… y ese señor que lo creara, señores , en su lugar.

Descuartizar la pieza no  tendría mucho sentido, repito,  no me espanta , si està el Palòn incluso en un carro soviético y hasta rojo es porque ese chofer està absolutamente identificado con la pieza en cuestión y el director de la empresa o no lo sabe o cree que es lo normal. Quizà sucede que un sector quiere arremeter y lo hace de esa manera.

Puede que el hecho responda a lo que Freud llama el malestar en la cultura, ese cerco que nos impone todo cuando coloca orden a la sociedad, segùn la teoría somos unos neuròtuicos quienes no nos atrevemos a salir de lo impuesto y el sexo, segùn Freud es la peor y màs fuerte de las limitaciones.

Pues de ser asì esta gente encontrò el mejor himno para ir contra la cultura: ¨Soy negro, soy feo, pero soy tu asesino… Tu me llamas pa Ch…¨ lo dice un par de muchachos quienes en un coche llevan pasajeros. Les da igual si va una señora de una u otra religión, si va una niña de cinco años (que por cierto, lo bailaría ), da igual. Nadie puede detener ese Chocolate demasiado amargo para unos, divino para miles.

Pareciera que es consensuado, una complicidad general,  no entiendo por què razòn sigue ese hombre diciendo su sarta de cosas en todas partes, casi a cualquier hora, incluso en un camiòn soviético rojo de una empresa estatal socialista.

No creo que haya que prohibir, ese gènero surge porque hay quien lo requiere, lo paga , lo consume. Hablo de que no necesito el tal Palòn… en todas partes, a toda hora, ademàs como diría  el profesor argentino  Osvaldo L. Delgado ¨Incluso Freud va a formular que forzar a los individuos a ser mejores que lo que su naturaleza le permite, lleva a lo peor.

Guardar

Allá voy, el nuevo disco de Eduardo Sosa

DSC_8344.JPG

Foto de Ivàn Soca

¨Imagen protectora de mi vida, emblema de pureza y salvación…¨ A capella, solo la potente voz de Eduardo Sosa …¨ Hoy protege una vez más a quien te pide…¨, Dice el cantor en aquella pieza de Sindo Garay, como ha acostumbrado a su público, sin más instrumento que su voz . Asì abre el nuevo disco de Eduardo Sosa.

Allá voy se llama el fonograma, sin fecha conocida de presentación, con 12 tracks donde la canción amatoria es el hilo conductor, textos hermosos, cuidados, sin alardes, arropados con un formato pequeño pero efectivo.

Este disco es de alguna manera desquite. Eduardo Sosa, retoma viejos títulos : Acariciando vidrieras, Yo te encontrè o Santiaguera y los recoloca, si estos temas grabados en 2001 sonaban algo aparatosos, con instrumentaciones y energías muy fuertes ahora se acomodan. Eduardo Sosa, lo ha dicho : ¨siento que no tengo que demostrar nada, solo quiero compartir mis canciones.¨ Y lo cumple.

Quizà el futuro sea para el trap y el reggaetòn, yo tengo ganas de creer que habrà espacio para estas canciones, de guitarra sola a veces, de arreglos de cuerdas, acercamientos al son, al jazz; de versos de Martì y lo màs tradicional haciendo alusiònal hoy rotundo. Discos donde se logra sostener el encuentro con talentos como el de Raúl Verdecia o Emilio Vega. Quiero jurar que no porque haya escrito junto a Eduardo Sosa dos de los temas del disco me guìe solo la pasiòn. Escribo lo que me dicta el hecho de haber escuchado y sentir. Con toda la imparcialidad que puede aparecer tras el estremecimiento.

Si busca un fonograma para la ternura, el abrazo, la nostalgia, la adolescencia que irrumpe en la madurez y trastoca, el dolor derramado en algún verso, si busca un disco para repensar las finuras humanas es este. Eduardo Sosa desgrana su poética y recuerda que tambièn està hecho de canciòn romàntica, esa simiente que en Cuba es inevitable.

Pero el bardo no se detiene ahí, si abre hablando de la Virgen de la Caridad del Cobre cierra con Martì, se mezclan en el disco amor, patria, canciòn, de modo que hay en Allà voy un Sosa amoroso que no olvida, no puede, las trazas del país donde ha tenido la paz, el delirio, el dolor o el  sobrecogedor abrazo de una muchacha. Lo he dicho, ignoro la fecha en que se publicarà el disco, tuve la suerte de escucharlo antes que otros. En la radio , quizà no lo coloquen todo lo que debieran . Yo le advierto que es una pieza digna de tener en los oìdos y en el alma. Ya lo hice y al terminar estas letras siento el deseo de volver, casi sin remedio. Allà voy.

 

La mùsica cubana despuès del reggaeton d.r

Daddy Yankee Ft. Lil Jon, Noriega, Pitbull - Gasolina Remix

El son, el changüí, el nengòn, la trova, la timba … sufren una ¨gripe¨ cuasi mortal. Partamos de un hecho simple, ni en la era antes del  reggaetòn (a.r) el mayor compositor de música popular bailable cubana de los ùltimos tiempos, Juan Formell,  logrò un solo hit internacional y pegaba todos sus discos, casi todos sus temas en Cuba.

Ahora, en la era (d.r) el sonido  cambiò de manera rotunda, como ha ido cambiando todo. En solo 30 años los teléfonos dejaron de ser unos aparatos enormes a los que había que discar o echarles monedas y pasaron a ser pequeños objetos en los que llevamos la biblioteca, la discoteca, el radio, películas, càmaras de video o fotográficas y de querer, y tener dinero, llamaríamos a Kirguistán a Australia o el Salvador. Así de rotundo también cambiò el sonido y la forma de crearlo.

Hoy Gente de Zona solo necesita un hombre con una computadora para componer y exponer su éxito en todo el mundo, más éxito que la decena de músicos que cuenta Van Van, La Revè o  la historia de La Aragón. A Alexander Delgado ninguna falta le hace tener la trompeta de Alexander Abreu.

Ninguno de nuestros directores de orquestas  con sus rastras llenas de instrumentos costosos es más popular que el dúo Gente de Zona.

Todos ellos corren el riesgo terrible de la rotura de un piano, una guitarra que en medio del concierto transmita corrientazos al músico y un largo etcètera.

Gente de Zona solo necesita un hombre con una computadora y los audios, nada más. Todo el equipaje del éxito de Gente de Zona cabe en una mochila.  Van Van , Alexander Abreu, Manolito Simonet o La Aragòn necesitan de una guagua repleta y hasta camiones para llevar toda la parafernalia al uso.

Sume que a Alexander Delgado, cito el ejemplo màs visible,  no estudiò quince años un instrumento, ni educó su voz en ninguna escuela. Cambió el tiempo, el sonido, el modo de orquestar y manda el mercado. Hasta las tiendas de discos son prescindibles. Hoy las canciones también se pueden comprar con el citado teléfono.

No hay remedio señores el mundo giró rápido y la inercia pasa factura.  Es siglo XXI, vivimos la era d.r  y ya no se escriben cartas, la música igual ha cambiado, nos queda defender la patria de la canciones desde una ¨trinchera¨ complicada. Hay  que sacar bien la pasión, hacer con rigor los sones, cantar para pocos en rincones y cafés , en bares posibles y esperar a ver si vuelve la moda, si el mercado sorprende. Si se puede levantar cabeza en la era d.r.

 

Tres nuevos temas de William Vivanco en la radio cubana

20427912_1939949069556523_368257396_nCarabela es  uno de los nuevos tìtulos de William Vivanco, el tema es un lamento congo que suena a puro Santiago de Cuba, William ha retomado ese elemento de su ciudad natal y lo recolocò en su estilo, en su manera particular de decir.

Así ,como perla, va dejando escuchar su disco 13 con magia, de a poco , guitarra en mano, con sus rastas a la espalda el bardo, quizá uno de los màs creativos que nos quedan; que  nos salvan. William sorprende con su Bailarina . El tema con evidentes citas a Martí se atreve con la sonoridad más polémica de este tiempo, el inefable reggaetón .

Hay quien se asusta : ¨ Vivanco con esas màquinas , ese traqueteo a lo Maluma¨,  pero siempre fue así, a dúo, con septeto, conjunto, trio. La trova siempre hizo tratos con su pùblico, buscò ser lo que ha sido siempre la mùsica, una manera de decirle a los otros còmo se entiende el mundo, si se canta para uno, es como un suicidio.

Drexler usa su dj, Mccartney se buscò a un muchacho que entendiera su tiempo, es asì, VIvanco se atreve con sonoridad contemporánea y ya suena en la radio cubana su Bailarina que tiene a Reynier Mariño en la guitarra.

Otra perla es Ríos que no vuelven , una balada hermosa como sabe hacerlas el bardo. Tres temas que comienzan a rodar. Tres perlas que van desde el hondo Santiago de Cuba a sonoridades màs contemporáneas.

Los músicos cubanos, salvo muy pocos, parecen aburridos, cansados, aplastados por el sonido nuevo que no han entendido, la negación constante del mercado a lo hecho dentro. Por suerte hay músicos que salen  al ruedo, entre ellos Vivanco, que comienza a mostrar los temas de lo que sería su nuevo disco : 13 con magia.

Guardar

Pamela y yo

PaMSi me encuentran una foto porno

erótica incluso

me echan del trabajo

casi pasa una vez

Pamela Anderson se quitó el vestido y sus pechos me dispararon el ansia

luego vinieron los superiores y la miraron a Pamela Anderson tan rubia con esa boca

iban por sanciones

Pamela me pondría en la calle y sus tetas y el sueldo y el sindicato

me analizaron pero nadie sabía dónde estaba lo erótico o lo porno

nadie podía definir si estaba mal Pamela Anderson o peor el arroz con frijoles que le daríamos de comer a quienes vigilan

ve porno el bien portado dijo con sorna la muchacha de nalgas sensibles

yo recordaba la primera foto porno que había visto

me la trajo un vecino desde Angola en los 80

un hombre que murió fulminado por dolencias renales

me dijo que jamás tuvo otras mujeres que aquellas fotos de Playboy

que era feliz en plena lluvia en plena noche en plena selva

mientras se masturbaba mirando aquellas mujeres de  colores con el sexo abierto

para èl

muchachas con  tetas hermosas

como las de Pamela Anderson.